Nos vamos a finales de 1988 donde en aquella época aún no existía Internet y la gente iba al cine a ver algunos de los buenos productos que se hacían en aquellos años como esta producción para grandes y pequeños, Willow.

De los afamados George Lucas y Ron Howard, guionista y director respectivamente, llegaba este increíble relato épico más recordado de la segunda mitad de los ochenta. La película estaba protagonizada por un joven Val Kilmer, Joanne Whalley y por Warwick Davis, tenia unos más que aceptables efectos especiales y nos mostraba algo ya clásico, la lucha del bien contra el mal y que además contaba con una banda sonora compuesta por el gran James Horner

Cartel oficial de la película

La película esta ambientada en un mundo de magia que ni es pasado ni es futuro, sino un lugar paralelo donde todo puede suceder. Este mundo estaba gobernado por la malvada reina Bavmorda, quien extendía el mal por todos los rincones hasta que una profecía revelaba la llegada de una pequeña princesa que sería la única que podría acabar con el poder de la reina. Entonces ésta, decide centrar todos sus esfuerzos en localizar a la pequeña y acabar con ella y decide matar a todos los bebés que nacen para proteger su reinado.

Por su parte, Willow Ufgood, un pequeño hechicero, encuentra a un pequeño bebe abandonado que resulta ser la princesa, la reina lo descubre y aquí comienza una aventura llena de magia y peligro que entretendrían a grandes y pequeños durante casi dos horas en esta producción que tuvo un gran éxito y se posicionó como una de las más taquilleras de aquel año 1988.

Warwick Davis es Willow

Como curiosidad destaco que en un principio, cuando George Lucas escribió el guión, lo había ambientado en el espacio, pero encontró mucho parecido con la saga de Star Wars y decidió cambiar las tornas y ambientar la película en una época de brujería, caballeros, princesas y luchas con espadas. También destaco que a raíz de esta película los actores Val Kilmer y Joanne Whalley se casaron.

Aquí dejo una clara muestra del cine para todos que se hacía en los ochenta y que estaba rodeado de ese halo mágico que hace que recordemos las producciones de aquella época como de las mejores que hayamos visto.