Fray Perico y su borrico

Muchas veces, como buen nostálgico, echo la vista atrás y recuerdo un montón de cosas que formaron parte de mi infancia y hoy quiero compartir con todos vosotros un libro que aunque fue editado en 1979 por Barco de Vapor, fuimos muchos los que tuvimos la oportunidad de leerlo una y otra vez gracias a su entretenida trama y sus divertidos personajes.

Fray Perico y su Borrico” fue el primer libro que leí y del cual guardo un grato recuerdo y seguro que vosotros, vuestros hermanos o hijos también, dado que este libro no se ha quedado en el olvido sino que ya cuenta con una serie de libros propia donde Fray Perico sigue con sus aventuras y desventuras junto a su burrito.

Fue escrito por Juan Muñoz Martín y ya va por la 45ª edición, algo que se dice rápido pero que tiene que gustar para que sigan pidiéndolo en las librerías y bibliotecas. En este libro nos trasladaremos al siglo XIX donde los veinte frailes de un convento de Salamanca conviven haciendo el bien y repartiendo lo poco que tienen entre las personas más necesitadas, todo ello en un ambiente de paz y tranquilidad.

Portada del libro

Hasta que un buen día aparece Perico, quien quiere ser como los frailes del convento y éstos le acogen de todo corazón aunque poco a poco se van dando cuenta de cómo es este orondo y sonrosado personaje, no sabe leer, ni escribir, ni tampoco sumar o restar, pero esas carencias las suple con su enorme y gran corazón, siempre luchando para hacer el bien para los demás.

Y hasta ahí todo parecía medianamente normal, pero un día a Fray Perico, con su torpeza característica, no se le ocurre que comprar un burro a los gitanos, y aquí es donde comienzan las travesuras inocentes de este noble y bonachón religioso.

Sin duda alguna son muchos los recuerdos que tengo de este libro aunque muchos de ellos son bastante nebulosos, pero si os puedo recomendar que si tenéis a niños pequeños en casa, les hagáis como regalo este libro que realza la humildad y el amor por los demás como premisa y lo hace de una forma divertida y amena.

¡Cuánto echo de menos los tiempos de la E.G.B!

1 respuesta

  1. Heidi dice:

    Ochento, me encanta que te hayas decantado por la literatura y sobre todo por la infantil. Fray Perico es una delicia, yo también lo aconsejo a todos los que tengáis niños a vuestro alrededor o, por supuesto a todos aquellos que seguís siendo pequeños.
    La verdad es que toda la colección de Barco de Vapor se merecería un post en tu blog. Ya sabes, ahí tienes un filón.
    Por cierto, Fray Perico fue y es tan importante que tiene su propia página web: http://www.frayperico.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *