Al filo de lo Imposible (1982 – actualidad) (I)

Creo que ningún programa de principios de los ochenta, al menos en lo que se trata de la televisión en España ha sido tan longevo como el que nos ocupa a continuación, “Al filo de lo imposible”. Es una serie de documentales de gran calidad fotográfica donde el denominador común no es otro que la aventura y la exploración de lugares salvajes o de condiciones verdaderamente extremas.

Entre algunos de los lugares se encuentran las cimas de más de 8.000 metros, la exploración de los casquetes polares, buceo a gran profundidad o largas travesías en vuelo libre entre muchas otras que siempre han conseguido cautivar a los espectadores no solo de España sino de todos los países donde se han filmado los diferentes episodios de esta longeva serie.

La escalada tiene un papel importante en la serie

El primer programa fue emitido en enero de 1982 y se tituló “Dimensión 8000” y aquel momento fue el pistoletazo de salida para una verdadera epopeya televisiva que aún a día de hoy continúa y siguen saliendo nuevas entregas. Se puede decir que es el único programa de televisión que ha filmado los 14 puntos más altos del mundo además del Polo Norte y el Polo Sur.

Cuenta con más de doscientos treinta documentales donde la tónica general, además de visitar lugares como los antes mencionados, es la de llevar al espectador y al amante de la naturaleza imágenes de bella factura que nos ofrece nuestro planeta y que podemos ver en televisión.

Con más de 25 años en antena su fama no se ha quedado únicamente en España sino que otros países también lo han emitido y siguen haciéndolo con un tremendo éxito. Entre estos medios se encuentra la BBC, National Geographic y varias cadenas de televisión chinas, estadounidenses o latinoamericanas entre muchas otras.

Gracias a esta serie conocemos lugares como este

Hay que destacar que durante el rodaje de algunos de los episodios se produjeron desgraciados accidentes que tuvieron una más que importante repercusión mediática en España y que ocasionó muchas críticas sobre si la labor de dar a conocer cómo son los diferentes lugares del planeta y llevarlos al espectador merecía verdaderamente la pena; la respuesta fue contundente, SI.

Con esto finalizo esta primera entrega sobre este estupendo programa que recomiendo a todos los amantes de la naturaleza, de la escalada y de las sensaciones fuertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *