Simon & Simon (1981-1989)

simon-y-simon

Hoy queremos recordar junto a vosotros otra de las series de los ochenta, Simon & Simon. Se emitió entre los años 1981 y 1989, con nada menos que 156 capítulos. En España fue emitida en las autonómicas ETB y TV3, ¿La recordáis? Si noes así, os invitamos a seguir leyendo porque vamos a refrescaros la memoria.

La gestación de Simon & Simon

El guionista de esta serie fue Philip deGuere, quien trabajaba para la Universal. En su trabajo se codeaba con otros de gran peso y fama como Stephen J. Cannel o Donald Bellisario. Seguro que ya conoceréis algunas de las series de estos dos productores y guionistas.

A finales de los setenta, un alto ejecutivo de la CBS le propuso hacer una serie. Quería que guardase cierto parecido con la relación de Robert Redford y Paul Newman en Dos hombres y un destino. deGuere no tardó en preparar un piloto y a pesar de cumplir con todos los requisitos fue rechazado.

La razón fue porque se decantaron por Magnum P.I, serie protagonizada por Tom Selleck. Su serie no tardaría mucho en volver a ser retomada. La CBS pidió algunos cambios y finalmente fue lanzada en 1981 con un éxito muy modesto.

¿De qué trataba Simon & Simon?

En Simon & Simon conoceríamos a los hermanos A.J y Rick Simon, propietarios de una agencia de detectives privados. A.J tiene título universitario y es una persona muy refinada. La otra cara de la moneda es Rick, ex marine, rudo y muy basto en cuanto a comportamientos.

Estas diferencias son la sal de este tándem en esta serie. Su carácter hace que se creen diferentes conflictos y situaciones de lo más inesperadas.

Al principio se decía que esta serie tenía poco glamour, casos sin demasiado peso y que no durarían mucho. La cosa fue cambiando y poco a poco las tramas fueron mejorando y enganchando al público.

Las diferencias entre ambos hermanos se trataban de forma divertida e incluso hasta entrañable. Siempre conseguían resolver los casos de las maneras más inesperadas, lo que mantenía en vilo a los espectadores.

El declive de la serie

Como sucedió con muchas de las series de los ochenta, ante la escasez de novedades, fue perdiendo tirón. Paso a paso iba perdiendo mucha audiencia y comenzaron a oírse rumores de cancelación. Esto hizo que la última temporada la pasasen a los sábados, pero lejos de ser su fin, sucedió lo contrario.

Las cifras de audiencia subieron y se posicionaron como en la primera temporada. Esto hizo que se encargase una octava y última temporada, pero de tan solo 13 capítulos.

Finalmente la audiencia bajó tanto que la CBS la canceló sin emitir los dos capítulos finales. Cuando los espectadores pudieron verlos al final, descubrieron que se trataba de dos capítulos normales y corrientes. Muchos esperaban que fuera algo especial, un final digno, pero no fue así.

Así fue Simon & Simon, una serie sencilla que pasó sin pena ni gloria por la televisión y sin ser algo de otro mundo. Puede que no todos se acuerden de ella, pero no hay que olvidar que estuvo ocho años en antena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *