La abeja Maya en los ochenta (1ª parte)

«En un país multicolooooor, nació una abeja bajo el soooool….»

Hoy recordamos una serie de dibujos animados que si bien es anterior a los ochenta, exactamente de 1975, pudimos verla en los primeros años de nuestra década. Seguro que muchos recordaréis a una pizpireta y alocada abejita llamada Maya y a su perezoso y torpe compañero llamado Willy ¿A que si?

Esta serie estaba inspirada en las obras tituladas “Las aventuras de la abeja Maya” y “El pueblo del cielo”, del escritor alemán Waldemar Bousels. Fue realizada en Japón por la mítica compañía Nippon Animation y coproducida con los alemanes Apollo Filme. A finales de los setenta y principios de los ochenta estos simpáticos personajes llegaron a Europa haciéndose pronto con el beneplácito del público, sobre todo de los más jóvenes, cada vez más ávidos de televisión de ocio.

La popular abeja Maya

La abeja Maya encerraba un fuerte contenido educativo y pedagógico en todos sus capítulos, donde la sonriente abejita corría un sinfín de aventuras increíbles donde siempre se enseñaba algo. Aún recuerdo cuantas veces recordaban a los espectadores la importancia de hacer caso a los mayores, ser solidario con los menos afortunados o cuidar la naturaleza entre otras cosas.

Muchos recordaréis cuando nació la pequeña abeja Maya junto a otro grupo de pequeñas, las cuales eran cuidadas por una abeja-maestra llamada Cassandra, la cual tenía la tarea de cuidar a los más pequeños y enseñarles todo lo necesario sobre las reglas y la actividad diaria de la colmena donde vivían.

Willy, Maya y uno de los personajes que se encuentran en sus exploraciones

Maya siempre se caracterizó por ser extremadamente curiosa y siempre tenía ganas de explorar el mundo, de conocer más y sobre todo de saber la respuesta a muchas preguntas que le rondaban su cabeza, algo que le llevaría a alejarse de la colmena. Pero no iba a ir sola dado que convence a Willy otro de sus compañeros de colmena para que vaya con ella en busca de respuestas y a conocer el mundo en forma de una aventura apasionante.

En el siguiente post conoceremos más cosas sobre esta pareja de personajes y sobre la serie en sí, una de las más famosas de dibujos animados de principios de los ochenta y que seguro que si preguntáis a vuestros/as hermanos/as mayores os contarán que era un verdadero placer ver aquella serie en la tele.

¡Hasta el siguiente post!

1 respuesta

  1. esto dibujos estaba bien y mas para los ñlños lo recuerdo lo emitia los vienes por la tarde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *