Helicóptero, a la estela de El Trueno Azul

Helicóptero
Hoy queremos recordar una de las series que formaron parte de nuestra infancia. Si os hablo de helicópteros seguro que lo primero que os vendrá a la mente es El Trueno Azul. En este caso, hubo otra serie, Airwolf, conocida en España simplemente como Helicóptero.

Helicóptero, ficción para los veranos

La serie se emitió en Norteamérica entre 1984 y 1987, aunque no llegó a España hasta finales de la década. Se trataba de una serie de mero entretenimiento, fantástica y enfocada al público familiar. En ella se nos mostraba la gran capacidad técnica que tiene un prototipo ficticio de helicóptero.

Se trataba de un helicóptero militar supersónico dotado de la última tecnología para combatir el crimen. La serie fue creada por el que estaba considerado como rey Midas de la televisión, Donald P. Bellisario. También fue productor de otras series de éxito como Magnum P.I, Quantum Leap o JAG entre otras.

Protagonistas de Helicóptero

La serie estaba protagonizada por Jan-Michael Vincent, quien daba vida a Stringfellow Hawke. Era uno de los pilotos de prueba originales de este helicóptero y estaba contratado por La Firma. Se trata de una rama secreta de la CIA

Otro de los actores protagonistas era el desaparecido Ernest Borgnine, quien daba vida a Dominic Santini. Era el mejor amigo y copiloto de Hawke. Por otro lado también estaba Jean Bruce Scott, dando vida a Caitlin O’Shaneesy, pilito de reserva. Al elenco se sumaba Alex Cord en el papel de Arcángel, el presidente de La Firma.

En cuanto al helicóptero, hay que decir que se trataba de un modelo Bell, pero modificado. Estaba pintado en tonos blancos y grises, siguiendo el patrón parecido al de una orca. Contaba con muchas modificaciones como un motor turbo que le permitís ir a velocidades supersónicas. También tenía una ametralladora retráctil que podía disparar en cualquier dirección y tubos lanzamisiles.

La trama de la serie

En los primeros episodios se trataba sobre la recuperación del helicóptero, el cual había sido robado. Se centran en los esfuerzos del Gobierno de los Estados Unidos para recuperarlo y evitar que caiga en manos soviéticas.

Una vez recuperado, la acción se centraba sobre todo en Estados Unidos. En muchos capítulos nos encontrábamos con situaciones de lo más contrapuesto porque había momentos en los que La Firma no parecía aliada sino enemiga. A la menor oportunidad La Firma no dudaba en enviar agentes para intentar robar el helicóptero.

Esto hacía que se creasen situaciones de cierta tensión para mantener al espectador enganchado a cada capítulo. Muchas explosiones, persecuciones a gran velocidad y todo un despliegue tecnológico que enganchó a muchos espectadores.

A pesar de ello, de las 4 temporadas y los 79 capítulos de la serie, su éxito fue más bien comedido. Quedó ligeramente eclipsada por El Trueno Azul. De hecho, cuando se pregunta a alguien sobre una serie de helicópteros de los años ochenta es la primera que dicen.

Aún así, la serie se mantuvo con unos índices de audiencia moderados. Los justos como para que no se cancelase como pudo suceder con otras series de una temporada. Entre ellas estaba El Halcón callejero, otro vehículo tecnológico increíble, pero que no acabó cuajando entre el público.

Fue una de esas series que nos acompañaron durante las sobremesas de los veranos. Pudimos verla en alguna reposición en los primeros años de Telecinco y también en alguna autonómica. Personalmente, es de esas series que era mejor dejar en el recuerdo, porque cuando la vuelves a ver, te das cuenta de las muchas carencias que tenía.

Con todas sus cosas buenas y sus cosas malas, esta es una de nuestras series de la infancia. ¿La recordáis?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *