Samantha Fox – Nothing gonna stop me now (1987)

Todos, en mayor o menor medida, tenemos un grupo o cantante favorito de los años ochenta y otros pues se dejaban llevar por las diferentes tendencias musicales que marcaron esta impresionante década. Muchas veces pienso que en aquellos momentos no nos dábamos cuenta de la gran calidad de algunos intérpretes y solo lo reconocemos cuando ya no están entre nosotros, si, desgraciadamente ocurre en muchas ocasiones.

Y como decía, muchos otros (y otras) se dejaban influenciar por el físico o puesta en escena antes que la propia calidad de la canción en sí. Por ejemplo, muchas de las que fuisteis jóvenes en los ochenta seguro que en vuestra carpeta aparecían cantantes como Jason Donovan, Rick Astley o Europe entre otros.

Sammy en una de sus promociones

Y aunque vosotros, pese a que no lo reconoceréis, o solo algunos pocos, también teníais vuestra cantante favorita que destacaba más por otros talentos que por la voz. ¿Me equivoco? Seguro que muchos recordáis a Kylie Minogue, Sandra o Sabrina Salerno y su “desliz” en TVE, o a su competidora de los países del este llamada Danuta Lato, o incluso a la pequeña Samantha Fox. Estas tres conocidas como Tit-Stars, dado que en los escenarios la gente se fijaba más en su delantera que en cualquier otra cosa.

Pues de esta última es el vídeo que vamos a ver a continuación. No tenía un portento de voz, pero una buena puesta en escena y unos ritmos simples y pegadizos la llevaron a lo más alto en las listas de éxitos y también, por qué no, a conquistar los corazones de muchos adolescentes. ¿O no?

[media id=49 width=300 height=240]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *