Volkswagen Polo Coupé (1989)

Lo reconozco, debo ser raro porque soy de las pocas personas a las que le llaman la atención los anuncios, bien sean en prensa, televisión o cualquier otro medio. Me gusta la creatividad y la forma de hacer llegar un mensaje para intentar darnos esa sensación de que realmente necesitamos lo que nos están intentando vender.

Hoy nos vamos al año 1989 a recordar un anuncio aparecido en la prensa deportiva de una de las marcas más conocidas actualmente Volkswagen, donde nos presentaban el conocido modelo Polo Coupé, modelo que aunque ya ha pasado por muchas renovaciones, aún sigue vendiéndose.

A un Polo Coupé puedes pedirle casi todo. Para empezar, que te siga a donde haga falta y se olvide de problemas con el motor. Puedes pedirle que cargue alegremente con todo lo que tú y tus amigos queráis llevar en él. Que te ponga a flor de acelerador una mecánica que corta el aliento y te contagia esa rabiosa alegría de despegarse del resto a voluntad.

Uno de los modelos Coupé de aquellos años

Y todo eso con un consumo que deja crecer telarañas en los surtidores de gasolina. Un Polo Coupé lo aguanta casi todo, menos el aburrimiento. ¿Te lanzas?. Y para ello te vamos a contar todo lo que lleva el nuevo Polo Coupé.

5 velocidades, faros halógenos, luneta térmica, limpia-lava luneta posterior, espejo retrovisor regulable desde el interior, cuenta revoluciones, reloj digital, spoiler anterior, parabrisas laminado, molduras protectoras laterales, llantas de aleación, neumáticos 165/65, volante y asientos deportivos GT, asiento posterior partido abatible y asiento del conductor regulable en altura. ¿Se puede pedir más? Desde 1.048.000 pesetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *