Test de ADN: lo que empezó en los 80 y hasta donde ha llegado

adn

Hoy en día los estudios y test and de ADN están muy desarrollados. Hay que irse a los 80 para conocer cómo comenzaron a avanzar en este campo. Antes de ello, es necesario recordar que los test de ADN tienen una gran importancia en nuestros días.

¿Para qué se hacen los test de ADN?

Son muchas las razones por las que hacer los test de ADN. Una de las más comunes es que gracias a ellos se puede determinar la relación entre dos individuos. De esta forma se tendrá el máximo porcentaje de acierto dado que es algo único.

Por otro lado, también puede servir para aquellas personas que estén interesadas en su historia y sus antepasados. Con estas pruebas se pueden detectar vínculos, lo que unido a la genealogía puede convertirse en una inagotable fuente de información.

Otro aspecto importante que se consigue con un test de adn es que gracias a él, se pueden prevenir enfermedades. El código genérico no solo almacena el pasado sino que permite predecir, en base a ese pasado, qué enfermedades se podrían llegar a tener. Esto es algo que tiene una gran importancia y que ayudará a que las personas del mañana tengan una mejor salud.

Kary Banks Mullis, uno de los pioneros

Uno de los grandes pioneros en este campo es Kary Banks Mullis, quien en 1983 hizo un gran descubrimiento. Durante su trabajo en la firma Cetus Corporation, desarrolló la técnica de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

Se trata de una de las técnicas más importantes de la biología molecular. Con ella se puede amplificar una región específica del ADN. Para ello usó nucleósidos trifosfatados y la acción de una polimerasa del ADN. Esto es de gran importancia para la realización de estos test.

En el año1989  se lleva a cabo otro descubrimiento de gran importancia, la secuenciación de un gen humano. Francis Collins y Lap-Chee Tsui secuencian el gen humano por primera vez. Este gen codifica la proteína CFTR, cuyo defecto provoca una patología conocida como Fibrosis quística.

El mundo de la genética ha ido dando pasos de gigante desde entonces y hoy en día juegan un papel muy importante para la salud. Los test o análisis genéticos pueden llevarse a cabo para diagnosticar una enfermedad o detectar existencia de mutaciones genéticas que puedan llegar a transmitirse a la descendencia o que puedan aumentar la posibilidad de desarrollar enfermedades.

Se puede verificar la presencia de una enfermedad hereditaria o que se sospecha que pudiera serlo. También las enfermedades de predisposición genética e incluso se puede conseguir una valoración de riesgos si se planea un embarazo.

Hace unos cuantos años, hacerse uno de estos test tenía un precio prohibitivo. Actualmente, por menos de 200 euros se pueden secuenciar más de 700.000 datos genéticos y se pueden ver más de 500 enfermedades diferentes. Esto deja patente la gran importancia que tienen esta clase de estudios actualmente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *