Sergei Bubka en los ochenta

Hoy volvemos al mundo de los deportes a recordar a otra gran estrella del deporte del atletismo durante nuestra década favorita y de quien han aprendido infinidad de atletas o ha sido su fuente de inspiración, hoy recordamos al genial Sergei Bubka, considerado el mejor saltador de pértiga de todos los tiempos.

Este atleta nació el 4 de diciembre de 1963 en Voroshilovgrad, Ucrania, y desde la edad de 11 años comenzó a practicar con las pértigas donde su primera marca fueron unos 2,70 metros y su progresión continuó en ascenso dado que gracias a Vitaly Petrov, su entrenador, y a su gran poderío físico le llevaron a sobrepasar los 5 metros cuando tenía 16 años allá por 1980 y en 1981 se clasificó en séptima posición en el Campeonato de Europa Junior.

Sergei Bubka en sus inicios

En 1983 los técnicos más afamados de este deporte comienzan a interesarse por él gracias a varios saltos con los que logró sobrepasar los 5,72 metros con tan solo 19 años, algo que le llevó a participar en el Campeonato de la URSS, quedando en un más que modesto octavo puesto, pero Igor Terovanessian, por aquel entonces seleccionador nacional, decide incluirle en la selección para competir en el Campeonato Mundial de Atletismo, donde Sergei se llevó la medalla de oro con 5,70 metros, la altura con la que se suele comenzar todas las pruebas.

Esto supuso su salto a la fama y aunque muchos llegaron a pensar que ese éxito sería efímero, estaban totalmente equivocados. El ucraniano continuó entrenando duro, presentándose en todas las competiciones posibles y forjándose una reputación. Ya en 1984 comienza a conseguir sus primeros títulos (y récords) internacionales como los 5,81 logrados en pista cubierta o los 5,85 al aire libre y así hasta 9 veces llegó a superar ese listón allá por el 84, convirtiéndose en un auténtico recordman.

Su progresión fue totalmente meteórica y uno de los momentos más importantes en la carrera de este ucraniano fue cuando batió una altura hasta entonces impensable para cualquier otro atleta, sobrepasó la barrera de los 6,15 metros de altura, todo un logro para este ucraniano.

Sergei Bubka, el mejor pertiguísta del todos los tiempos

Y en cuanto a títulos Sergei Bubka podría decirse que los tiene todos, Juegos Olímpicos de Seúl de 1988, Helsinki 83, Roma 87, Tokio 91, Suttgart 93, Göteborg 95 y Atenas 97, lo que han convertido a este pertiguísta en el mejor de la historia, pero no todo serían buenos momentos, Bubka también saborearía el amargor de la derrota.

Una derrota que donde aún sin estar recuperado de una lesión, tuvo que saborear despues de quedar eliminado tras hacer tres nulos en una altura asequible para él, los 5,70 en los Europeos de Split. Posteriormente realizó tres nulos en la altura inicial de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, lo que fue un duro golpe para él y en un intento de redimirse, en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96 volvió a quedar fuera de competición por una lesión en su tendón de Aquiles que le impidió continuar, esto sería el declive de este auténtico campeón que será recordado, sin duda, como el mejor pertiguísta de todos los tiempos, Sergei Bubka.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *