El día en el que el mundo pudo sufrir un Apocalipsis atómico (II) final

26 septiembre 1983

Después del aviso enviado por el satélite ruso de alerta temprana OKO, Stanislav Petrov pensó que debía tratarse de un completo error, porque no tenía sentido que los Estados Unidos atacasen con un solo proyectil, pero todo pareció cambiar cuando los ordenadores revelaron que cuatro misiles más se dirigían a su Madre Patria.

Gracias a los enormes conocimientos de Petrov sobre el sistema satélite OKO, creía que éste podía tener fallos e interpretar ataques cuando realmente no estaban sucediendo y aún así estaba convencido de que no existía tal ataque, porque Estados Unidos tenía miles de misiles nucleares y supuestamente había enviado la irrisoria cantidad de cinco.

Stanislav Petrov hoy en día

Se armó de paciencia y prescindiendo de cualquier clase de nerviosismo, decidió esperar. Finalmente el tiempo le dio la razón y todo aquello fue a causa de una conjunción astronómica entre la Tierra, el Sol y el satélite OKO. Quiero aclarar que dos astros están en conjunción cuando siendo observados desde un tercero, en este caso el satélite, tanto la Tierra como el Sol se encontraron en la misma longitud celeste.

A pesar de que Petrov hizo caso omiso a las ordenes directas de sus superiores, dado que debían ser informados lo más rápido posible en caso de ataque nuclear, su superior directo le comunicó que sería homenajeado por evitar una catástrofe de magnitudes inimaginables, e incluso se propondría crear un día en su honor.

Pero los altos cargos soviéticos no pensaron lo mismo y fue degradado, enviado a otro lugar e intentaron ocultar el incidente como si no hubiera pasado absolutamente nada, relegando su gesta al olvido, algo totalmente injusto.

En el momento de la entrega del premio en las Naciones Unidas

Petrov, hoy en día está retirado del ejército y es un pensionista que vive en la ciudad de Fryanzino (Rusia) y hace cuatro años, la Asociación de Ciudadanos del Mundo le otorgó el premio “World Citizen Award” por evitar lo que probablemente hubiera sido la última guerra.

Posteriormente en 2006 fue homenajeado por las Naciones Unidas y volvió a recibir otro premio especial. Si estáis interesados en saber más cosas sobre este verdadero héroe que tuvo la valentía de enfrentarse a los mandos militares de la Unión Soviética, os recomiendo que veáis el documental: “El botón rojo y el hombre que salvó al mundo” publicado en 2008 y donde se enumeran todos los detalles de este hecho tan importante en la historia del mundo.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *