Dos películas de los 80 para recordar

Todo en un día

Como ya sabéis, los años 80 fueron muy prolíficos en cuanto a cine se refiere. Seguro que en más de una ocasión habrás visto con cierta nostalgia aquellos éxitos que tanto recordabas. Incluso puede que hayas buscado las mejores películas de los 80 en Netflix y las hayas disfrutado como en aquel entonces.

Dos películas de los 80

Tanto para ver en familia como con los amigos o incluso solos, hay muchas películas de los 80 que nunca está de más recordar. Una de ellas es E.T. el extraterrestre. ¿Quién no se acuerda de Elliot y su amigo del espacio?

Esta película se remonta al año 1982 y es uno de los grandes éxitos de Steven Spielberg. Un ser de otro planeta llega a la Tierra y lo encuentra el joven Elliot. Este niño decide esconderlo en su casa ayudado por su hermana pequeña, quienes deciden bautizarle con el nombre de E.T.

E.T no tardará en echar de menos su hogar e intentará contactar con su mundo para que vayan a recogerle y hace lo posible para conseguirlo. Mientras tanto, Elliot y su hermana vivirán infinidad de aventuras con este visitante que engancha al espectador de principio a fin. Se trata de una historia de amistad con pinceladas de otros estilos cinematográficos.

Con un trasfondo muy especial, una música recordada por muchos y ese característico tándem formado por Elliot y ET, convierten a esta película en una de las más recordadas de la década de los ochenta y considerada como una de las mejores cintas de ciencia ficción de la historia.

Si te das un paseo por Bestflix.es podrás encontrar todas las películas que hay en Netflix buscando fácilmente por décadas. Esto te ahorrará tiempo buscando películas y donde podrás encontrar otras propuestas como las siguientes:

¿Te acuerdas de “Todo en un día”?

Otra de las películas más recordadas de los años ochenta fue Todo en un día. Se trata de una cinta protagonizada por un joven Matthew Broderick junto a Alan Ruck y Jennifer Grey. De marcado ambiente juvenil, esta película entretiene desde el primer momento.

Broderick da vida a Ferris Bueller, un tipo que ama la libertad y no se toma nada en serio. Cerca del día de su graduación, quiere hacer algo verdaderamente diferente y quiere cumplir su sueño. Quiere irse junto a su novia y su mejor amigo a Chicago y no dudará en hacer todo lo que sea por ello.

Los padres de su mejor amigo se van de vacaciones y éste se queda solo. En el garaje ha dejado su preciado Ferrari, que cuida como oro en paño. Esta es la oportunidad de Bueller de hacer el viaje de sus sueños. El problema es que su mejor amigo intentará no permitirlo porque el padre tiene contados los kilómetros que tiene su coche.

¿Recuerdas estas dos películas de los ochenta?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *