Apertura de la verja de Gibraltar (1982)

Hoy hablaremos un poco sobre historia y nos vamos a España, al año 1982, un año futbolero por excelencia, pero no hablaremos de fútbol sino de uno de los eventos políticos más sonados de aquel año, la apertura de la verja de Gibraltar tras años de “aislamiento” entre España y lo que se considera como terreno soberano británico.

La orden del 4 de octubre de 1966 suprimía la aduana subalterna de La Línea de la Concepción y estableció un punto habilitado de tercera clase que dependía directamente de la de Algeciras. Aunque tres años después esta misma orden fue la que revocó ambos puntos y por consiguiente el Ministerio de Hacienda Español prohibía toda clase de tránsito por el mismo.

El 10 de abril de 1980 se llevó a cabo la conocida Declaración de Lisboa donde los gobiernos de España y del Reino Unido acordaron comenzar negociaciones para solucionar todas las discrepancias referentes a Gibraltar tomando como primera iniciativa el restablecimiento de las comunicaciones entre ambos puntos de la Península Ibérica.

Aspecto actual de la aduana de Gibraltar

Ya el 9 de diciembre de 1982 se dicto una orden por la cual se regulaba el régimen de tránsito de personas a través de un puesto de Policía y control de La Línea. El primer artículo de esta ley decía: El paso entre La Línea y Gibraltar, o viceversa, se efectuará exclusivamente por el puesto de Policía y control establecido para tal fin.

Este paso podrá llevarse a cabo tan solo una vez al día en cada sentido por los españoles con pasaporte en vigor y por los británicos con residencia legal y efectiva en Gibraltar. EL 21 de diciembre de ese mismo año se amplió el tránsito a las personas originarias de Gibraltar que tuvieran su residencia establecida en el conocido como Campo de Gibraltar.

Ya el 10 de febrero de 1984 esta ampliación se extendió a los cónyuges, ascendientes y descendientes en primer grado de las personas a las que se referían en los casos anteriormente citados y se añade una cláusula por la cual se podrá autorizar el paso de otras personas por razones estrictamente humanitarias.

Y ya finalmente el 31 de enero de 1985 se dictaba la orden por la cual se regulaba el libre tránsito de personas, vehículos y mercancías entre La Línea y Gibraltar.

You may also like...

2 Responses

  1. Heidi dice:

    Cuando visité por primera vez La Línea, acompañando a mis padres después de muchos años de haber salido de su lugar de nacimiento, viví la experiencia de cruzar la frontera, de los controles policiales, de las largas colas de coches, etc. Con el paso del tiempo todo se fue suavizando, y hoy en día pasar “al otro lado” es bastante más fácil.
    Aunque la noticia más recordada es la apertura de la frontera, lo realmene traumático fue el cierre, lo que impidió a muchas familias continuar con la vida que llevaban hasta ese momento y comenzar una nueva fuera de su ciudad, buscando un futuro mejor.
    En nuestro caso nos trajo a Zaragoza, pero “están/estamos” repartidos por toda España, incluso en el extranjero.

  2. Marcuo dice:

    sin cambios en la fiscalidad de gibraltar ninguna de las concesiones que se les ha hecho nos a beneficiado a nosotros en nada, mientras no igualen su fiscalidad con la de la union europea yo por mi hacia un muro en plan gaza.

    les hemos ayudado a mantener la situacion igual q estaba cuando ya la onu nos daba la razon y los mismos ingleses no le veian sentido a continuar alli…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *