Vladimir Tkachenko en los ochenta (2ª parte)

Continuamos en este último post dedicado al gigante ucraniano Vladimir Tkachenko que fue un gran asiduo tanto a las competiciones continentales como a los Juegos Olímpicos, donde su última participación se remonta a poco tiempo antes de Seúl 88. Pero vamos a seguir conociendo su impresionante palmarés.

En 1977 disputó el Campeonato de Europa en Bélgica, donde ganó la medalla de plata tras perder con Yugoslavia. En 1978 Volvió a quedar segundo en el Campeonato Mundial disputado en Filipinas también contra Yugoslavia, quien ganó por 82 a 81 y se convertía en una auténtica bestia negra para el equipo de Tkachenko.

Tkachenko machacando fácilmente

En 1979 todo cambió en los Campeonatos Europeos y quedaron en primera posición haciéndose con el oro tras derrotar a la selección de Israel. 1980 era uno de las grandes citas a las que la selección soviética tenía que dar el todo por el todo, los Juegos Olímpicos de Moscú. Pero no fue todo lo bien que quisieron y tuvieron que conformarse con la tercera plaza disputada contra la selección española de Antonio Díaz Miguel.

Llegó 1982 y con él un año repleto de éxitos para la selección soviética comenzando por la victoria frente a los estadounidenses en la final de los Campeonatos Mundiales. En 1983 no disputó el Campeonato de Europa y en 1984 a raíz del boicot soviético tampoco se presentó a la cita olímpica de Los Ángeles 84, pero un año más tarde se hicieron con el oro en los Campeonatos de Europa frente a la extinta Checoslovaquia por 120 a 89.

El último Campeonato Mundial al que acudió nuestro protagonista fue el de 1986 donde ganó la medalla de plata frente a Estados Unidos por 87 a 85. El año siguiente también sería su último Campeonato de Europa donde se hicieron con la plata tras caer frente a la selección de Grecia.

El balón le resultaba “ligeramente” pequeño

Tras retirarse del baloncesto las cosas no le fueron como quería y tuvo que buscar trabajo como telefonista en una compañía de taxis en Moscú entre otros trabajos que le permitieron subsistir. Hoy en día trabaja en una empresa de logística de transportes, obteniendo una estabilidad económica.

Es frecuente verlo en España, lugar que como ya dije, considera como su segunda casa y suele ser invitado a diferentes eventos relacionados con el baloncesto y con los niños. Este ha sido un pequeño homenaje a este gran hombre dentro y fuera de las canchas de juego.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *