Todo en un día (1986)

Matthew Broderick en Todo en un día

Para el artículo de hoy, quiero recordar con vosotros una de las películas juveniles de más éxito de 1986. Todo en un día, ese es el título de esta película dirigida por John Hugues. Estaba protagonizada por Matthew Broderick (muy de moda en aquellos años), Alan Ruck y Mia Sara. Ellos eran Ferris Bueller, Cameron Frye y Sloane Peterson.

Os aviso que este artículo tiene bastante spoilers, así que si aún no habéis visto la película… podéis seguir, pero ya estáis avisados de que revelaré diferentes puntos de importancia.

Todo en un día, la aventura de Ferris

Ferris era un auténtico caradura y oportunista. Todo comienza cuando un día no quiere asistir a clase y consigue convencer a sus padres de que está  muy enfermo. Lo hace demostrando que es un as engañando a todo el mundo. Intenta levantarse y dice que tiene examen, que no puede fallar, pero su madre le dice que se quede.

Nadie se lo espera pero ese día va a ser verdaderamente especial para él y sus mejores amigos. Pero hay alguien que sí se ha dado cuenta de su engaño, Janie, su hermana. Dispuesta a desenmascarar a su hermano, hará todo lo posible para mostrar a sus padres qué clase de persona es.

matthew-broderick-todo-en-un-dia

Cuando sus padres se van a trabajar, Ferris llama a Cameron, su mejor amigo. En un principio piensa que está muy enfermo, pero sabe que solo está deprimido. Finalmente consigue convencerlo de que vaya a buscarlo a su casa con el Ferrari de su padre.

La intención es pasarse en el coche por la escuela y recoger a Sloan, la novia de Ferris. Para ello tiene que fingir la voz del padre de ella y hablar con el director, quien finalmente accede. Los tres amigos están listos para disfrutar de todo lo que Chicago puede ofrecer.

De camino a Chicago

Tras dar unas cuantas vueltas, Cameron, temeroso de que le pase algo al coche de su padre, decide volver. Pero Ferris acaba por convencerle y se van directos al centro de Chicago a pasarlo en grande.

Cuando llegan, aparcan el coche en un parking público y se dedican a disfrutar de la ciudad. Mientras tanto, el director del centro acude a casa de Ferris para comprobar que realmente está enfermo. Lo único que se encuentra es el ataque de un perro que le destroza los zapatos y le llena de barro.

todo-en-un-dia

A lo largo de la película suceden muchas situaciones verdaderamente hilarantes. La crítica la ha catalogado como una de las mejores comedias juveniles de los ochenta y cierto es que lo merece.

Una buena comedia juvenil

John Hugues consigue imprimir un buen ritmo en todo en un día, algo que se agradece. También aborda diferentes aspectos que preocupan a todos los jóvenes. La responsabilidad, cuando dejan de ser adolescentes, los problemas, etc. Aunque esto se aborda de manera superficial.

No podéis perderos varios momentos, que no he contado. Uno de ellos es cuando ponen el coche sobre caballetes y meten marcha atrás. Querían hacer que los kilómetros del coche fueran hacia atrás y el padre de Cameron no se enterase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *