Scarface (1983)

Hoy nos vamos a montar en nuestra máquina del tiempo para recordar una película del año 1983, Scarface. Esta película estaba dirigida por Brian de Palma, contaba con el guión de Oliver Stone y estaba basado en la película del mismo nombre de 1932 dirigida por Howard Hawks.

Esta película contaba con un reparto de lo más espectacular, Al Pacino, Steven Bauer, Michelle Pfeiffer, Mary Elizabeth Mastrantonio y Robert Loggia, quien siempre estuvo encasillado en papeles relacionados con la mafia debido a su cara de mafioso, lo que le hacía ideal para este papel.

La película nos cuenta la historia de Antonio “Tony” Montana, un delincuente y homicida cubano con mucho carácter (y cojones como decía él en la película) que vive en Estados Unidos y está completamente hastiado de vivir sin recursos y se promete llegar a lo más alto, pisando a quien haya que pisar.

Cuando llegó a la “tierra de las libertades” fue recluido con muchos refugiados cubanos donde se encuentra su amigo Manny Rivera, a quien conocían como “Manolo” o “Manny Ray”. Pasan un tiempo recluidos intentando solucionar su situación en el país y son contratados por un capo de Miami, Frank López para llevar a cabo el asesinato de Emilio Rebenga, un ex-funcionario del régimen cubano que había torturado hasta la muerte al hermano de Frank en Cuba y éste ahora quiere tener su venganza.

Al Pacino en una de las escenas de la película

Como recompensa ofrece a Tony y a Manny dos Green Cards (permisos de residencia legales) con los que podrían quedarse en situación legal en Estados Unidos. Finalmente se organiza un motín entre los recluidos y en la revuelta Tony apuñala a Rebenga y salen de su confinamiento, pero Tony no se conformará solamente con eso, él quiere más y llegará a lo más alto cueste lo que cueste.

De este metraje hay que destacar que cuando fue presentado a la MPAA, ente que clasifica las películas en Estados Unidos, le dio una clasificación X (no confundir con el cine X) debido a que el contenido era bastante fuerte y había bastante violencia, de Palma accedió después a recortar algunas escenas y volvieron a darle la misma calificación hasta que finalmente y tras tres recortes adicionales le dieron de nuevo una X y de Palma se negó a quitar más contenido a la película y finalmente le otorgaron una clasificación R, violencia, palabras soeces y alguna escena de sexo. ¿La habéis visto?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *