El Cuarto Protocolo (1987)

Lo reconozco, si hay un género cinematográfico que me gusta, son las películas de espías, pero no cualquiera, hay que decir que hay verdaderos bodrios que ni siquiera han pasado por la gran pantalla y han ido directamente al VHS, por aquel entonces… Pero este no es el caso, la película de la que voy a hablar a continuación si fue estrenada en el cine, aunque no tuvo demasiado éxito a pesar de contar con dos actores de primera plana.

Estoy hablando de “El cuarto protocolo”, una película basada en la novela de mi nunca bien ponderado Frederick Forsyth (Chacal, Odessa, etc) y protagonizada por Pierce Brosnan, tremendamente conocido por su papel en una de las series más recordadas de los ochenta, Remington Steele y por otro de mis favoritos, Michael Caine, quien volvía a encarnar un papel de espía tras haber protagonizado el personaje de Harry Palmer en películas como “The Ipcress File” o “Funeral en Berlín” entre otras.

Carátula oficial de la película

Esta película nos sitúa en plena guerra fría y nos habla sobre un complot contra la OTAN en el momento más álgido de esta etapa de la historia. En esta película Brosnan asume el rol de un frío oficial del ejército soviético sin escrúpulos que viaja a Inglaterra y se instala muy cerca de una base militar norteamericana, con una identidad desconocida y con una misión que debía llevarse a cabo.

Toda la traba acaba en una historia paralela entre Brosnan y Caine, espía soviético – agente del servicio secreto, quienes darán un toque de tensión a algunas de las escenas de la película y darán color a una trama que aunque contaban con el guión de Forsythe, quizá no estuvo lo suficientemente desarrollada, pero que aún así, a los amantes de este género de películas les parecerá un buen metraje.

Brosnan en una de las escenas

Es una película que se debe seguir desde el principio, dado que es bastante fácil no saber de qué va si uno comienza a verla una vez empezada, pero a fin de cuentas es una película que nos mantendrá sentados en nuestro sillón esperando para ver cómo se desenvuelve Brosnan en un país extraño y con unas órdenes claras y precisas y por otra parte el empeño de Caine para desenmascarar a este misterioso personaje que puede acarrear un caos entre las relaciones de diferentes países y comenzar una posible contienda bélica.

Hazte con ella si te gustan las de espías o si quieres pasar un buen rato. Y a los que la visteis… ¿os gustó o soy el único a quien si?

1 respuesta

  1. sarcarcar dice:

    Personalmente, es un film que me gusta. Con todo, hoy se presenta avejentada. La Historia ha pasado y sigue pasando por encima de ella.

    Hoy miro y observo con atención el mundo de posibilidades que nos ofrece el tandem Medvedev-Putin y la nueva Rusia capitalista que está en proceso de evolución y que podría llegar a liderar una nueva Europa, quizás postcapitalista. ¡Quien sabe! Rusia es una caja de sorpresas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *