El cardenal del Kremlin (1987)

Tom Clancy es uno de los escritores más conocidos del panorama literario desde hace unos años y uno de los más reputados creadores de tramas de espionaje. Hoy nos vamos al año 1987 a recordar una de sus novelas, El cardenal del Kremlin, protagonizada por su personaje más famoso Jack Ryan y donde se dan cita algunos ingredientes que hacen que los amantes de este género se deleiten con espionaje, intriga política y contrainteligencia entre otros aspectos.

De esta novela se puede decir que es la que más contenido de espionaje tiene de todas las que ha escrito Clancy, lo que le costó ciertas enemistades dado que destapó un secreto que no debía hacerse público y que dio a conocer a un contratista de defensa encargado de operaciones encubiertas y que suministraba diferente material al ejército de los Estados Unidos.

Curiosidades a parte, todo comienza en la celebración de una conferencia diplomática en Moscú, a la cual asiste el protagonista, Jack Ryan, analista de la Agencia Central de Inteligencia, como parte de la delegación norteamericana. En el transcurso del evento se revela el nombre del agente de más alto rango infiltrado en la Unión Soviética, quien, bajo el apodo de “Cardenal” se encuentra el Coronel ruso Mikhail Semyonovich Filitov, asistente personal del Ministro de Defensa Soviético y héroe de guerra.

Portada del libro

Filitov fue reclutado por el Coronel del GRU Oleg Penkovskiy, agente británico, y posteriormente ofreció sus servicios a la CIA después de que su mujer e hijos fallecieran. De esta forma inició el tráfico no sólo de inteligencia política sino también información militar y técnica hacia la CIA, algo que hizo durante más de 30 años.

Gracias a este infiltrado, desde Estados Unidos conocen cuales son cada uno de los pasos en la carrera militar, armamentística y política de su enemigo, pero finalmente Filitov es descubierto por la KGB, lo que hará que Ryan tenga que diseñar un plan para recuperarlo. Si os gustan las enrevesadas tramas de espionaje no podéis perderos esta estupenda novela de 1987.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *