Al final de la escalera (1980)

Ayer dediqué mi tiempo a algo que no suelo hacer normalmente, pero debido al fallecimiento de Tony Scott, algunas cadenas de televisión pasaron algunas de sus películas y después de ver una de ellas, comenzó otra, que ni era de este director y tampoco tenía pensado ver, pero fue ver los primeros minutos y ya me enganchó, se trata de The Changeling o Al final de la escalera como se conoció en España.

Es una película del año 1980 dirigida por Peter Medak y protagonizada por Trish Van Devere, Melvyn Douglas, John Colicos y en el papel principal el desaparecido George C. Scott, quien años antes hubiera vivido momentos de más gloria cinematográfica con películas como la mítica Patton de 1970 y que hizo ganar un Oscar, pero que rechazó.

Esta película, según los verdaderos gurús del cine de terror, está considerada como una de las mejores del género y se caracteriza por carecer de efectos especiales pero los suple de una manera genial con esa sensación de terror psicológico y ese ambiente, en ocasiones denso, y de angustia, lo que nos mantiene en vilo hasta el final.

Una de las escenas de la película

John Russell es un compositor de mucho éxito que ve cómo su mujer e hija mueren en un accidente de tráfico y para escapar un poco de la situación decide irse una temporada a otro lugar. Alquila una casa e intenta sobrellevar como puede su pena con su trabajo de compositor y profesor de música en la universidad.

Todo comienza cuando en la casa se manifiestan diferentes ruidos, a los que puede achacar que son los clásicos que hace una casa vieja, pero poco a poco se van materializando, escucha ruidos, ve caer cosas e incluso descubre una habitación que no se ve desde dentro de la casa pero sí desde fuera.

Ante esta situación decide llevar a su casa a un matrimonio de médiums para ver si se trata de algo paranormal. Aquí es cuando todo se comienza a liar: aparece una entidad de un niño asesinado, comienzan a sucederse diferentes acontecimientos extraños y en la trama interviene un poderoso senador que esconde un oscuro pasado.

No puedo ser más preciso ni contar más, porque no quiero haceros un spoiler pero esta película me hizo, además de acostarme a las 2 y pico de la madrugada, pasar un rato muy entretenido. Muy recomendable para todas aquellas personas que gusten de este género de películas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *