Yelena Shushunova (3ª parte) final

Y con este llegamos al último post dedicado a una de las mejores gimnastas de los años ochenta. En el último post habíamos entrado en los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988 donde Shushunova se tendría que ver las caras con las rumanas, unas gimnastas realmente potentes que podrían poner en peligro de nuevo, como ya habían hecho anteriormente, su hegemonía como mejor gimnasta.

El duelo entre Shushunova y la rumana Daniela Silivas fue un autentico espectáculo deportivo y muchos de los amantes de este deporte recordaréis la tremenda exhibición que estas dos fantásticas gimnastas llevaron a cabo en las diferentes modalidades en las que participaban.

Daniela Silivas felicitando a la gimnasta perfecta

Ambas rozaron técnicamente la perfección en todos los ejercicios hasta que llegaron al último aparato, el salto. Daniela Silivas partía con una ventaja mínima de 0,025 puntos sobre Shushunova. La rumana lograba una puntuación de 9,950, una puntuación que a priori era casi imposible de superar, pero no había que olvidar que la siguiente en saltar era la conocida como “gimnasta perfecta” y que tenía que lograr una puntuación de 10 para superar a la rumana y hacerse con el primer puesto en el podium.

Daniela Silivas permanecía expectante, esperando un fallo de la rival, algo poco probable, como poco probable era la consecución de la nota más alta por parte de su contrincante en esta final. Por su parte Yelena Shushunova permanecía con su eterno semblante implacable que parecía incapaz de mostrar una sonrisa en ningún momento.

Shushunova tomo carrera y ejecutó el primero de los saltos. Silivas al borde de la colchoneta no tuvo más remedio que bajar la cabeza, los jueces habían otorgado la nota más alta al portento soviético, un 10 para la excepcional ejecución del salto de la rusa que la llevaba a lo más alto de la gimnasia olímpica.

Yelena Shushunova en la actualidad

Está considerada como una de las luchas más reñidas de la gimnasia rítmica de todos los tiempos y a la cual hemos rendido nuestro pequeño tributo desde nostalgia80.com. Yelena Shushunova se retiró de la gimnasia en activo tras esta dura pugna con la rumana, lo hizo a los 19 años de edad y en 2004 fue incluida en el Salón de la Fama de la Gimnasia Internacional. Hoy en día reside en Estados Unidos y permanece ligada al mundo de la gimnasia rítmica como entrenadora de nuevos valores.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *