Verano azul cumple 35 años

verano-azul

Mañana martes se cumplen 35 años de una de las series más importantes de la televisión en España, Verano azul. Una serie que a pesar de su título, llegó a nosotros el 11 de octubre de 1081. Por aquel entonces era un crío, pero recuerdo que esperaba ansioso los domingos para ver las aventuras de mis amigos. Los consideraba como tales porque eran tan entrañables que en muy poco tiempo consiguieron meterse en mi corazoncito de niño.

Verano azul, una serie de éxito

¿Recordáis cómo comenzaba aquella serie? “Mi nombre es Julia y este que veis aquí es el pueblo donde yo pasé uno de mis veranos. No, perdón, uno de mis veranos no, el verano más hermoso de mi vida. Vine aquí a mediados de julio en busca de luz y de calma…”.

Así comenzaba Verano azul, una serie entrañable que no solo nos acompañó en el año 1981. Durante bastantes años nos acompañó en sucesivas repeticiones que volvíamos a ver una y otra vez. La magia de Antonio Mercero en las series era increíble. Conseguía hacer de las cosas sencillas algo simplemente espectacular, atrapando a toda la familia frente al televisor

¿Quién no recuerda un verano de los ochenta sin esta serie? La música del desaparecido compositor Carmelo Bernaola nos acompañó en infinidad de ocasiones en nuestros interminables veranos.

El capítulo inédito de la serie

Todos recordamos a los integrantes de aquella pandilla de chicos y chicas que nos acompañaron durante  19 capítulos. Realmente hubo un capítulo más, titulado “La excursión” pero es inédito. En el Parque Verano Azul de Nerja así se asegura. Se comenzaron a grabar diferentes secuencias, pero debido a las condiciones meteorológicas se decidió suspender el rodaje.

pandilla-de-verano-azul-en-la-actualidad

El reparto de Verano azul

La pandilla estaba formada por siete jóvenes y dos adultos. Tito era el más pequeño con seis años. Hermano de Bea y compañero inseparable de Piraña. Una cabeza loca que nunca se callaba lo que pensaba. Bea, su hermana, era la chica guapa del grupo y por la que Pancho y Javi siempre estaban disputando.

Piraña era el mote de Manolito, nombre que escuchamos a su madre en un capítulo donde todos hablan del revés. A pesar de su edad era muy ingenioso y tenía mucha cultura. Quique es el mejor amigo de Javi, quizá el personaje menos importante en la trama. La verdad es que no aportaba demasiado, solo frases sueltas y sin peso en las tramas.

Desi era la mejor amiga de Bea y la menos agraciada. Hija de padres divorciados, una situación que comenzaba a ser normal en la sociedad de aquellos años. Javi era uno de los líderes de la pandilla, un chico orgulloso y con cierta independencia. Discute a menudo con su padre y siempre lucha con Pancho por intentar sorprender a Bea.

El último de los chicos era Pancho. Vivía en Nerja y trabajaba como repartidos de la tienda de ultramarinos de sus tíos. Siempre intentaba camelarse a Bea haciendo cualquier locura siempre que pudiese quedar por delante de Javi.

Finalmente estaban los adultos Julia y Chanquete. Julia era una pintora que buscaba la tranquilidad y que pronto se hizo amiga de esta original pandilla. Chanquete era el más mayor de la pandilla. Un viejo marinero que vive en una antigua embarcación y quien aporta sensatez a las situaciones que vive el grupo.

Esta serie conseguía tratar a la perfección valores muy importantes. La amistad, lealtad, el primer amor, los problemas con los padres o el paso de niña a mujer. Sin duda una serie que marcó un antes y un después y que mañana cumple 35 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *