The Delta Force, la última película de Lee Marvin

Chuck Norris en Delta Force

Todos conocemos el cine de los ochenta y sabemos que hubo infinidad de películas que recordamos. Las películas de acción fueron uno de los géneros más vistos, así como las bélicas. Camisetas o remeras con estampado militar, AK 47 y M16, enormes explosiones por todos lados y tipos duros, eran algunos de los ingredientes principales. Una de las películas que muchos recordaréis es The Delta Force, de 1986.

Dirección, actores, producción y música de The Delta Force

Esta película está protagonizada por uno de los tipos más duros de hollywood, Chuck Norris. Le acompañaba también un Lee Marvin ya venido a menos a pesar de haber ganado un Oscar. De hecho, fue la última película de este actor, quien moriría un año después.

La película estaba dirigida por uno de los grandes de Hollywood de la época, Menahem Golan. Seguro que recordaréis el tándem Golan-Globus como productores de infinidad de películas de éxito.

Cabe destacar que estaba producida por William Hanna y Joseph Barbera (sí, Hanna Barbera, los de los dibujos animados). En cuanto al apartado musical, destaca la estupenda banda sonora del genial Alan Silvestri. Quizá, el aspecto musical es uno de los más destacados de esta película

La trama de The Delta Force

La trama se centra en grupo de terroristas árabes que secuestran el vuelo 282 de American Travelways. Es un Boeing 707 con destino Atenas-Roma-Nueva York. El grupo terrorista toma a todos los pasajeros como rehenes y consiguen desviar el avión hasta Beirut.

Los terroristas pertenecen al grupo Organización Revolucionaria Nuevo Mundo. Realizan diferentes demandas al Gobierno de Estados Unidos, como la liberación de sus compañeros encarcelados. Amenazan con que si no son atendidas sus exigencias, acabarán con todos los pasajeros del vuelo.

Después de varias negociaciones, los terroristas deciden liberar a mujeres y niños. El resto se queda con la milicia que controla todo Beirut. La misión de la unidad Delta Force será la de salvar a todo el pasaje y para ello no dudan en movilizar a un grupo de expertos. Momento en el que Chuck Norris, de vacaciones, se pone al tanto de la situación. Se prepara para ir  desde Estados Unidos hasta Beirut. Se lleva sus botas, uniforme, las típicas gafas aviator y unas motos muy originales que lanzan misiles y cuentan con ametralladoras.

Quizá la película no sea una de las más conocidas de los ochenta en este género. Lo que está claro es que entretiene, que es lo que se busca con una película como estas. La película dura 128 minutos, quizá un poco larga, pero si os gusta la acción, es recomendable. Eso sí, asistiréis a un espectáculo descontrolado de explosiones, disparos, misiles y una, sí, una única patada del bueno de Chuck Norris.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *