Super López en los ochenta

Corría el año 1973 y un dibujante llamado Juan López Fernández, más conocido como Jan, recibe un encargo de crear un personaje que parodiase a Superman y con un tomo de 48 páginas, con chistes mudos y en blanco y negro sería como nacería uno de los cómics más castizos de España, Super López.

Al principio comenzó con la editorial Euredit pero un año después de su aparición pasó a formar parte de la gran editorial Bruguera y que nos acompañó durante parte de los 70 y sobre todo de la década de los ochenta, la nuestra, donde adquirió una gran fama entre el público más joven aunque también tenía adeptos un poco más mayores.

Seguro que muchos a los que os gustan los cómics recordáis aquellas aventuras donde destacaban sobre todo la primera, titulada “Los alienígenas” y la última, “La caja de Pandora”, sin desmerecer a títulos como “El señor de los chupetes”, “La semana más larga” o “Los cabecicubos” entre otros.

Aspecto de Super López

Ya a mediados de los ochenta Super López era un verdadero fenómeno a pesar del final de la Editorial Bruguera, pero cuando más alto estuvo fue cuando en 1985 pudo disfrutar de su propia revista mensual y con el fichaje por Ediciones B lo que catapultaría aún más al patrio y bigotudo antihéroe.

Y con altibajos continuó Super López apareciendo en los kioskos y librerías hasta entrados los 90 cuando Jan ya comenzaba a detallar menos las viñetas y a hacerse bastante repetitivas las aventuras de aquel personaje que nos hizo creer que en España teníamos nuestro propio superhéroe, o algo asi…

1 respuesta

  1. yo tenia mortadelo y filemon rompetecho el botone sacarino zipi y zape pepe gotera y otilio y lo pasaba fenomenas leyendolo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *