Robocop (1987)

Sigo inmerso en el mundo del celuloide y en esta ocasión nos vamos al año 1987 donde Paul Verhoeven dirigía esta película que llevaba la impronta musical de mi nunca bien ponderado compositor, Basil Poledouris

Robocop fue una película que en su primera entrega arrasó en los cines con un éxito arrollador, ocasionando la aparición de multitud de merchandising, series de televisión y hasta dibujos animados. Y digo primera entrega porque esta película tuvo dos secuelas, Robocop 2 y obviamente, Robocop 3, pero fueron realmente bastante malas, así que únicamente recordaremos esta primera entrega que fue autorizada para todos los públicos aunque tenía bastante violencia.

En el futuro, las corporaciones dominan la Tierra y administran ciudades enteras, como OMNI, la corporación que manda sobre la ciudad americana de Detroit y que su intención es acabar con el problema de la droga y el alto índice de criminalidad reconstruyéndola y cambiando de nombre por Ciudad Delta.

Para terminar con el crimen, dos departamentos lucharán por la adjudicación del permiso para terminar con el crimen en la ciudad. Un departamento propone a un robot llamado ED 209, que sufre peligrosos problemas de seguridad y programación y el otro departamento presenta a Robocop, un personaje mitad robot mitad humano, siendo reconstruido con restos de Murphy, un policía herido de muerte durante una emboscada.

Cartel de la película

Habiendo borrado la memoria de su vida pasada, Robocop comenzará a tener visiones de cuando era humano y se encontrará con una trama que destapará un importante escándalo, los oscuros lazos de OMNI y el crimen organizado, los asesinos de Murphy

Una película que cosechó un éxito arrollador en las taquillas y donde Robocop llegó a hacerse un hueco entre los personajes de ficción más conocidos de los años ochenta.

Como curiosidad de la película destaco que Ford Motor Company aparece como proveedor oficial de automóviles para este film, donde presentan a su, por aquel entonces, nuevo modelo Taurus de 1986, pero como su flota no era demasiado innovadora decicieron implementar modelos de ford europeos que aún no se habían visto en Estados Unidos. Para aquella película se usaron diferentes Ford como el Sierra, Escort y Orion ¿Os acordáis de ellos?

Compra aquí productos de Robocop

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *