Peugeot 505, recuerdos de los 80

¿Quién no recuerda el Peugeot 505? Aunque nació en el año 1979, su vida llegó hasta mediados de la segunda mitad de los ochenta y llegó para sustituir al modelo 504 de la casa francesa. Como nota curiosa, este coche llegó a convivir con otro de los pesos pesados de la factoría del león galo, el Peugeot 405 en el año 1987, uno de mis coches preferidos de aquellos años, sobre todo la versión Mi16

El Peugeot 505 llegó a tener infinidad de usos que todos hemos podido ver en más de una ocasión, como coche de la Policía Nacional, Guardia Civil, taxi o ya en versiones más grandes como ambulancia o incluso como coche fúnebre. Además su éxito no radicó solo en Europa sino que en países como Argentina también tuvo bastante éxito, e incluso llegó a venderse en Estados Unidos, como muchos otros coches europeos.

El coche contaba con diferentes versiones habiendo desde cinco hasta de ocho plazas con tres filas de asientos, ideal para familias numerosas e incluso para trabajar, porque plegando los asientos traseros se podía obtener una importante superficie de carga.

Versión cabrio del Peugeot 505

También los había en gasolina y diesel (con su característico ruido al ralentí) e incluso los llegó a haber con turbo, con potencias que iban desde los 70 hasta los 180 caballos y cilindradas que partían en los 2.304cc hasta los 2.498cc, no siendo de extrañar que incluso tuviese su propia versión rally.

Durante los 80 tuvo su propia versión 4×4 y un año antes de que comenzase su declive en 1987, se hizo un completo restyling del coche proporcionándole un nuevo habitáculo, adaptándolo a las nuevas tecnologías y medidas de seguridad de entonces, apareciendo incluso una versión cabrio. ¿Quién no recuerda este coche?

You may also like...

2 Responses

  1. Mr. Casio dice:

    Era el Mercedes del obrero , mi tio tenia uno de segunda mano y era flipante cuando me monte en el me quede alucinado, claro que era un niño de 9 años y era el primer coche grande en el que me montaba.

  2. Mr.Casio dice:

    Fue en el primer coche grande en el que me monte y me flipo, tenia 9 años entonces y me pareció un Mercedes jajaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *