Pesadilla en Elm Street (1984)

Sigo por el mundo del celuloide y en esta ocasión nos vamos a recordar a uno de los malos malísimos de la gran pantalla durante los años 80. Una década donde Frederick Charles Krueger, o más conocido como Freddy Krueger, hacía acto de presencia en todos los cines y videos VHS de gran parte del mundo con su conocida saga de películas “Pesadilla en Elm Street

En Latinoamérica se tituló “Pesadilla en la calle Elm”, en Méjico “Pesadilla en la calle del infierno” y en Estados Unidos “A nightmare on Elm Street”. Fue dirigida en 1984 por un ya veterano director de películas de terror llamado Wes Craven y que también fue el guionista de esta primera entrega.

Wes, cansado de películas de asesinos en serie donde todo era lo mismo, véase Halloween y Viernes 13, decidió dar un toque de originalidad en este tipo de películas creando este nuevo mito del cine de terror donde los jóvenes eran las víctimas; algo que causó furor entre la juventud de la década de los 80 otorgándole un, quizá, no muy merecido éxito.

Freddy Kruger era un asesino en serie de niños pero nunca pudo ser juzgado, pero un día, los padres de todos los niños muertos, se unieron y quemaron a Freddy, dándole por muerto. Poco a poco Freddy comenzó a aparecerse a los niños durante sus sueños para matarles y también se les aparecía en la realidad. Toda una sucesión de sangrientos asesinatos, acompañados de una iluminación bastante cuidada y una terrorífica música, eran los ingredientes que nos hacían permanecer pegados a nuestro asiento hasta el final de la película (y que posteriormente nos mantenían despiertos un buen rato en la cama por si acaso…)

Aspecto de Freddy Krueger, el asesino en serie

Un personaje que será muy fácil de recordar por su cara desfigurada por el fuego, su guante con cuchillas, su jersey verde y rojo, su viejo sombrero y un extraño cántico infantil que le acompaña antes de su aparición.

Miscelánea:
El actor Johnny Deep debutó en el cine con esta película aunque él no se había presentado al casting, sólo había ido a acompañar a un amigo, pero un fortuito accidente con Wes Craven le acabó convenciendo para hacerlo.

La película se estrenó a nivel mundial pero con diferentes escenas censuradas en países como Argentina, Australia, Finlandia, Francia, Irlanda, México, Noruega, Suecia, Alemania, Italia, Inglaterra y Estados Unidos.

El nombre de Freddy Krueger pertenecía a un antiguo compañero de clase de Wes Craven que le hacía la vida imposible durante su época de estudiante

Uno de los mejores secretos de Wes Craven en esta película es cuando Freddy le da un beso a una de las protagonistas a través del teléfono. Uno de los efectos especiales mejor guardados por el director, quien sólo dijo que apenas le había costado 5 dólares.

Compra aquí productos de Pesadilla en Elm Street

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *