Nuestros recuerdos de los años ochenta

Fiesta de los años ochenta
Al igual que me sucede a mí, seguro que vosotros también sois unos auténticos nostálgicos de los años ochenta. Lo que vivimos en los años ochenta sabemos que aquello fue algo que nunca volverá a repetirse. ¿Qué echamos de menos en los años ochenta? En muchas ocasiones echo la vista atrás y pienso en muchas cosas de aquellos años. Echo de menos un puñado de cosas y estoy convencido de que vosotros también.

Cosas que se quedaron en los ochenta

Hoy en día estamos rodeados de tecnología en cualquier ámbito de nuestra vida. Por ejemplo, las redes sociales son una estupenda forma de mantener el contacto con los amigos. Los teléfonos móviles también son muy útiles en este caso pero… ¿Cuándo fue la última vez que llamasteis al timbre de la casa de vuestros amigos? ¿Cuándo quedasteis solo para ir a dar una vuelta?

La sociedad en la que vivimos va demasiado rápida. Muchas personas prefieren hacer las cosas desde la comodidad del hogar con el ordenador. Aunque se sigue socializando en persona, no se hace tanto como antes.
billetes

La paga, indispensable cada semana

¿A quién no le daban su paga semanal? A unos más y a otros menos, pero siempre dependiendo de la edad y de las posibilidades de las familias. Los más peques tenían pagas más reducidas como 25, 50 o 100 pesetas a la semana. Con más edad 200, 300 o 500 y los que más suerte tenían pues 1.000 pesetas.

¿1.000 pesetas? Sí 6 euros, un dinero que no da para mucho hoy en día. Pero aquellos que no vivisteis los ochenta sabréis que 1.000 pesetas daban para un fin de semana, sin demasiados lujos. A mediados de los 80 había cines que costaban 50 o 75 pesetas, así que imaginaros. Cine, chucherías, refrescos, media tarde en el salón de máquinas recreativas… ¡daba para todo!

Amigos a la hora de ligar en los años ochenta

¿Os acordáis de la forma de ligar de los ochenta? Seguro que en más de una ocasión habréis “pedido de salir” a alguna chica. Para los más tímidos estaba la ayuda de los amigos. Si no nos atrevíamos a hablar con la chica, siempre estaban los amigos de nuestro grupo para hablar por nosotros.

Otra forma de ligar también era mediante las cartas. Posiblemente alguno de vosotros y vosotras también utilizó este método para declararse. Hoy en día todo es gracias a la tecnología y si nos dicen no, se pasa a otra persona rápidamente.

La hora de llegada a casa era otra de las cosas a las que teníamos que enfrentarnos.  ¿Vosotros teníais hora de llegada? Yo sí, pero  siempre fue bastante flexible, aunque reconozco que a veces llegaba una o dos horas más tarde.

¿Os acordáis las tardes de televisión? ¿Y las meriendas? ¿Hace cuánto no haces alguna cosa de estas? La verdad es que muchas de aquellas cosas de los ochenta ya no volverán. Pero nunca está de más recordar aquellos años y compartirlos con quienes no los vivieron.

¿Qué recuerdos os traen los años ochenta?

4s7xi2u

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *