Nos dejó Peter Falk, el teniente Colombo

Para mucha gente era algo más que un actor, era una persona cercana a pesar de que sólo le veíamos por televisión. Era cercano porque no hacía alarde de elegancia, de educación exquisita ni de cualquier otra cosa que pudiera tacharle de presuntuoso. Su personaje era así, humilde, sencillo y de lo más mundano, así era Colombo.

Era una de las caras más conocidas de la televisión desde el año 1971 cuando empezó la una de las series de detectives más famosas de todos los tiempos, donde el actor Peter Falk daba la vida a aquel personaje en cierta forma entrañable que llenaba cada semana nuestra televisión durante una hora con los casos más inverosímiles que él, con su testarudez y agudeza conseguía resolver rápidamente.

Así era Peter Falk en su papel de Colombo

Nos ha dejado Peter Falk, una persona desgraciadamente venida a menos por un mal como la demencia senil, la cual se había apoderado de él desde hacía años, haciendo que éste estuviese al cuidado permanente de su esposa, a la que en los últimos años de su vida no era capaz de reconocer y mucho menos recordar su exitosa etapa como actor, un actor que era muy querido por todo el mundo.

Obtuvo cuatro Premios Emmy por Colombo e incluso estuvo nominado en 1961 y 1962 al Óscar gracias a papeles secundarios en Un gángster para un milagro y por El Sindicato del Crimen, asimismo estuvo nominado nada menos que diez veces a los Globos de Oro, de las cuales se hizo con el preciado galardón en el año 1973.

La serie que le lanzó a la fama comenzó en 1971 y se alargó hasta el 78 aunque posteriormente hubo un gran número de reposiciones durante toda la década de los ochenta y una segunda entrega de esta conocida serie, llamada El nuevo Colombo. Durante esta época conocí a este curioso personaje que interpretaba a un teniente del Departamento de Homicidios de Los Ángeles y que supo codearse con las grandes series de investigadores a pesar de contar con menos medios en su producción.

Una de sus últimas apariciones en público

Se nos ha ido un actor estupendo que tenía muchas facetas entre las que se encontraba el arte, dado que empleaba su poco tiempo libre a la pintura, donde al menos una vez al año, una galería de arte de Nueva York exponía sus obras, las obras de Peter Falk, las cuales, sin duda alguna, habrán subido muchos enteros como desgraciadamente suele ocurrir.

Descansa en paz Peter, descansa en paz querido Colombo.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *