Miss Marple (1985)

He de reconocer que personalmente me gustan mucho las series de televisión, y más si cabe, de los años ochenta. Recordando alguna serie me vino a la cabeza una de una anciana señora que resolvía casos por doquier y de una forma realmente lógica (y no es Jessica Fletcher en “Se ha escrito un crimen”), Hoy le llega el turno a una serie de televisión que se emitió en TVE a finales de 1985 todos los jueves a partir de las 21:00, “Miss Marple” ¿Os acordáis?

Producto de la imaginación de la mejor escritora de suspense de la historia, Agatha Christie, esta anciana entrañable era una completa adicta al té y las 5 de la tarde era una hora sagrada para ella, tan sagrada como los lugares que visitaba cuando se trataba de un crímen.

La señora Marple poseía una gran agudeza que la llevaba a descubrir con una innata perspicacia el móvil de los crímenes más enrevesados y podía desenmascarar al asesino menos sospechoso, por muy buena coartada que éste tuviera, siguiendo una línea de investigación paralela a los agentes de la ley u opuesta a ellos en alguna que otra ocasión.

Joan Hickson (a la izquierda) en uno de los capítulos

En el cine fue interpretada por una excepcional Margareth Rutherford, de la cual tengo la suerte de haber visto algunas de sus películas y son realmente divertidas y entretenidas. Además era una auténtica delicia ver cuán juvenil era en muchas situaciones esta desaparecida actriz.

En la serie de televisión que nos ocupa, Miss Marple estaba interpretada por Joan Hickson, otra veterana y muy popular actriz británica que fue considerada como una de las actrices más brillantes del Reino Unido durante muchos años.

El primero de los capítulos que se emitieron en esta serie se tituló “Un cadáver en la biblioteca”, también era el primero de los casos que Agatha Christie había escrito para tan sagaz y encantadora mujer. Y posteriormente se fueron desarrollando más casos que siempre eran resueltos con la peculiar forma que caracterizaba a Miss Marple. Estoy seguro que no soy el único que la recuerda… ¿O si?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *