Mejores juegos de mesa

Juegos de mesa: Cluedo

Todos aquellos que tuvimos la suerte de vivir la década de los ochenta los recordamos con mucha nostalgia. Los juegos de mesa eran uno de los grandes entretenimientos de familia y amigos. Aunque por aquel entonces ya había ordenadores, había muchos juegos que destacaban por lo adictivos que eran. Uno de los mejores juegos de mesa era el Cluedo, uno de los títulos que más recordamos muchos de los que vivimos en aquellos años.

Origen del Cluedo, uno de los mejores juegos de mesa

Cluedo es un juego de mesa de temática de misterio y detectives que fue publicado por primera vez en 1948. Anthony Pratt fue quien lo desarrolló y desde aquel momento es uno de los grandes éxitos del género. Lo comercializa la firma Hasbro, quien lo adquirió a la compañía Parquer Brothers.

Aunque se ha mantenido fiel a sus raíces, el juego ha ido evolucionando poco apoco. De hecho, hoy en día podemos encontrar una versión especial de Cluedo Harry Potter. En ella encontraremos a todos los personajes de la saca cinematográfica y diferentes situaciones que harán que este juego no solo se vea renovado en cuanto a estilo sino que será mucho más adictivo si cabe.

¿En qué consiste el Cluedo?

Se trata de ir moviendo las fichas de un tablero que representa una casa y las cartas. Hay que descubrir quién es el autor de un crimen con las pistas que poco a poco se van facilitando. Los jugadores comienzan eligiendo una carta al azar y puesta en un sobre confidencial. Este sobre revela los hechos reales del crimen: sospechoso de hacerlo, habitación en la que sucedió y el arma con el que se hizo.

El objetivo es ir deduciendo cuáles son los detalles más importantes del crimen que se ha cometido. Para ello hay que ir enviando suposiciones a otros jugadores para ir recibiendo diferentes indicios. Los jugadores pueden rechazar la suposición si pueden, algo que pueden hacer mostrando una carta que contiene algunos de los componentes de la misma.

De forma secreta, se enseña la carta en secreto al jugador que ha propuesto la suposición. De esta forma nadie más que esté jugando podrá verla. Si se rechaza la suposición, se acaba el turno del jugador y le toca al siguiente.

La suposición solamente puede hacerse cuando la ficha se encuentra en determinada habitación. Únicamente se puede referir a dicha habitación y para ello, el jugador puede suponer diferentes elementos que tenga dentro de su baraja. Ésta puede ser usada para asegurar parte de la información o incluso para despistar a los adversarios.

¿Te imaginas el juego del Cluedo en versión de Harry Potter? No te vas a creer el juego que se puede sacar con esta versión. Seguro que no podrás resistirte a echar una sola partida. ¿Te animas a echar una partida?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *