Matt Biondi

Pensando sobre qué podía escribir hoy en nostalgia80, recordé que hace bastante tiempo que no os traigo nada sobre deportes o algún deportista de los ochenta que haya tenido cierta relevancia en esta década, así que hoy nos vamos a conocer más sobre un auténtico atleta apodado “el torpedo de Moraga”.

Quizá solo los más duchos en materia deportiva sepan de quien se trata solo por el apodo, pero su nombre es Matt Biondi, uno de los mejores nadadores de todos los tiempos y el mejor, sin duda, de los años ochenta. Además hay que destacar que hasta la llegada hace unos años de Michael Phelps, ha sido el único que estuvo a punto de igualar a otro de los grandes de este deporte, Mark Spitz, quien había ganado nada menos que 7 medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972.

Celebrando una de sus medallas en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988

Matt Biondi intentó superar la proeza de Spitz en los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988. Con ese reto personal, y aunque no lo consiguío, logró nada menos que cinco medallas de oro (50 y 100 metros libres, relevos 4×100 libres, 4×100 estilos y en 4×200 estilos) una auténtica hazaña.

La carrera de Biondi comenzó con un oro en 1984 y por ello recibió una beca universitaria en natación y waterpolo, otra de las especialidades donde también fue campeón en varias ocasiones, pero a nivel universitario.

Era un auténtico portento, a pesar de que medía 1.86 y pesaba 65 kilos, algo bastante escaso para alguien que aspiraba a convertirse en un campeón de este deporte. Pero la naturaleza siguió su ritmo y cuando tuvo 20 años su cuerpo experimentó un importante cambio, convirtiéndose en el clásico estándar de nadador alto y muy corpulento. A esta edad medía 1,98m, pesaba 90Kg y calzaba un número 50 de pie.

Matt Biondi en la actualidad

Después de la gran gesta realizada en Seúl donde ganó 5 medallas de oro y batió los récords mundiales de 50m libre y de los tres relevos, bajó sus prestaciones, pero no tanto como para escapar de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, donde logró dos medallas más 4×100 libre y 4×100 relevos)

Tras una exitosa carrera sería injusto olvidar a este nadador californiano que logró que la gente volviese a aficionarse por este deporte acuático y que gracias a su gran carisma y exquisita deportividad, tiene un lugar privilegiado en la cima del Olimpo.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *