Más relojes de los ochenta

Personalmente, creo que el artículo que escribí sobre los relojes con calculadora trajo buenos recuerdos a quien en su día tuvo uno y que posiblemente lo tenga hoy en lo más profundo de su armario y probablemente en perfecto estado, aunque su pila ya se haya acabado.

Y recordando aquellos fantásticos relojes Casio, que se decía que si tenías uno era prácticamente para toda la vida, me vino a la mente que había muchos más modelos además del tradicional reloj digital o el reloj calculadora del que os hablé hace unas semanas. ¿Os acordáis con mando de televisión? ¿Y el que venía con juegos o el que contaba con una agenda?

Nos vamos con el primero, un moderno reloj, más caro que cualquier otro de la gama Casio de aquellos tiempos y contaba, además de con reloj, con cronómetro y un montón de utilidades que muchos no tenían ni idea de para qué servían. Pero si por algo se caracterizaba este reloj era por contar con un mando a distancia para la televisión, todo un alarde de modernidad por aquel entonces.

¿Recordáis estos relojes?

Un “arma” ideal para ir a los bares donde se viera el partido del equipo contrario y cuando se acercasen al área.. ¡Zas! Cambiar de canal como si ahí no hubiera pasado nada y ale, a seguir tomando el refresco intentando aguantar la risa ante las protestas del personal.

Otro muy destacado era el reloj con juegos, algo realmente horrible, al menos en la actualidad con tantos adelantos que hay, pero que antes eras “el rey del mambo” en los recreos, o allá donde fueses, donde tendrías el aburrimiento bien alejado de ti gracias a este fantástico producto, que misteriosamente tuvo una vida comercial bastante corta.

Seguiré pensando sobre algunos relojes curiosos que me llamaron la atención allá por la década de los ochenta, porque estoy convencido de que me dejo alguno muy original en el tintero. ¿Os acordáis de alguno?

You may also like...

1 Response

  1. alca dice:

    Si me acuerdo,era genial sobre todo a la hora del recreo como bien han escrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *