Los Premios Darwin (1985)

Muchos de los premios que se suelen entregar son reconocimientos a determinadas personalidades que han hecho algo fuera de lo normal o que se han caracterizado por alguna interpretación magistral o haber descubierto algo en pro de la humanidad etc. y entre ellos destacan algunos muy conocidos como los premios Nobel, Óscar, Grammy, Bafta y una larga lista que me llevaría muchas entradas acabar.

Pero seguro que no todos conocéis los premios Darwin. Se trata de un premio totalmente irónico que se basa en un supuesto donde la humanidad va mejorando genéticamente cuando algunas personas sufren determinados accidentes, muertes o esterilizaciones por un error absurdo o un descuido.

Cabe destacar que aquí no valen los fakes, hoaxes o más conocidos como leyendas urbanas, todo debe ser cierto. Estos premios suelen concederse ya de forma póstuma y aunque suene un poco macabro tiene un montón de seguidores en todo el mundo. Solo hay una clase de personas que pueden recibir el premio en vida y son los que por una imprudencia quedan estériles y por ello reciben el premio honorífico.

Estos son serios candidatos para estos premios

Estos premios se comenzaron a hacer famosos en Estados Unidos (donde sino) desde 1985 mediante correos electrónicos y por un grupo en Usenet. Hoy en día en el archivo de Google podemos ver registradas algunas de las primeras concesiones de estos premios tan curiosos, siendo el 7 de agosto de 1985 la fecha donde apareció un artículo sobre una muerte relacionada con una máquina expendedora a la que siguieron más muertes en años posteriores.

En Internet hay varias listas con los ganadores que anualmente se han hecho con el premio desde el año 1991, aunque como bien dije, el origen de estos premios se remontase a mediados de los ochenta. Una de estas webs es darwinawards.com, la cual está llevada por Wendy Northcutt, diseñadora del site y escritora de varios libros sobre este tema.

Para hacerse con un premio de esta clase hay cinco condiciones sin equanom: estar muerto o haber quedado estéril; haber hecho gala de una extrema falta de sensatez; autoselección, causándose la muerte a uno mismo; estar en su sano juicio y la muerte debe haber sido verificada por un medio fiable o testigos oculares.

Espero que no me propongan nunca para estos premios…

You may also like...

1 Response

  1. Zherg dice:

    A mí el que más me ha llamado la atención de todos los premios de la historia, es el de jugar a la ruleta rusa con una pistola de recarga automática, jajaj ¡¡Impresionante cómo se nos va la pinza aveces a los humanos!! xDDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *