Los Nikis (1980) 1ª parte

Hoy echando la vista atrás nos vamos a recordar a uno de los grupos españoles más divertidos y alocados de todos cuantos haya dado el panorama musical español, sin desmerecer a Los Inhumanos o a otros grupos del estilo. ¿Recordáis a Los Nikis? Fueron conocidos como “Los Ramones de Algete” y eran un grupo de punk-rock formado en Madrid en 1980, por lo que se puede decir que vivieron de lleno la famosa “movida madrileña”.

Una de las cosas que más caracterizaba a este grupo eran sus letras divertidas e irónicas, su puesta en escena totalmente desenfadada y las sencillas producciones que hacían de esta formación lo que podría denominarse como “un grupo de andar por casa”, pero nada de eso, Los Nikis eran mucho más.

Los Nikis en concierto

En 1980 grabaron su primera maqueta y dieron sus primeros conciertos, donde llegarían a participar en el I Concurso Rock Diputación de Madrid, si, de esos concursos donde no había que mandar sms, ni mails ni nada de eso para que un grupo quedase ganador por sus propios méritos.

Después de aquella experiencia, en 1981 grabaron de nuevo dos maquetas más, donde una de ellas fue publicada por Tic Tac Records en un pequeño EP de cuatro temas titulado “La Amenaza Amarilla” y donde se encontraba el popular tema “Ernesto” de corte guitarrero y con el que poco a poco se fueron haciendo más conocidos en la capital de España.

Un año más tarde se presentaron al V Concurso de Rock Villa de Madrid donde quedaron en un más que meritorio segundo puesto tras otro de los grandes de la movida madrileña, Derribos Arias . Tras ello publicaron su segundo EP titulado “Sangre en el museo de cera”.

En este concierto el público apareció con una hormigonera robada

Los dos años siguientes serían de los más mediáticos para ellos dado que aparecerían constantemente en televisión, aumentando así su fama, aunque no publicasen ningún trabajo en ese impás de tiempo, al menos bajo el nombre de Los Nikis, pero si que lo hicieron bajo el nombre de Negros S.A. junto a Alaska y Ana Curra, con un maxi de dos temas titulados “Sabana, sabana” y “Dr. Livingstone, supongo”.

Con esto termino esta primera parte dedicada a este simpático grupo, hoy ya desaparecido, pero que nos ha dejado un legado de temas con unas letras de lo más hilarante. En la segunda parte de este remember conoceremos cómo le fue al grupo en la segunda mitad de los ochenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *