Los Inhumanos en los ochenta

Sigo inmerso en el mundo de la música española de nuestra década favorita y en esta ocasión voy a dejar un poco de lado a artistas como Tino Casal o Azul y Negro y hoy vamos a recordar a una de las bandas más gamberras y canallas de todas cuantas haya habido en el panorama musical nacional. ¿Os acordáis de “Los Inhumanos”?

Este grupo se creó allá por 1980 cuando un grupo de amigos valencianos se reunió y quisieron hacer algo imaginativo y divertido, haciendo creer a muchas de las orquestas que actuaban por las fiestas de los pueblos que eran el grupo revelación del momento, algo que sería totalmente erróneo cuando por primera vez vieron la actuación de semejante grupo musical.

Sus letras eran, para unos una auténtica desfachatez y para otros motivo de fiesta, risas y diversión. Y pese a lo que dijo la gente, una discográfica independiente de Valencia (España) les dio la oportunidad de que se dieran a conocer por su provincia y posteriormente por el resto de España. ¿Quién no se acuerda de temas como “Qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000”, “Me duele la cara de ser tan guapo”,  “La verdadera historia de amor entre Kim Basinger y el Fary” o Duba duba” entre otros?

Los Inhumanos – Ay que ciego que voy

Los Inhumanos en una de sus actuaciones

Una puesta en escena divertida y atrevida, a ello se le sumaban las letras de sus canciones y su total desparpajo; eran los ingredientes perfectos para que cualquier verbena que se preciase, fuera una auténtica fiesta donde todo el mundo se divertía. Y su éxito fue tal que no solo hicieron conciertos en Valencia o España, sino que también pisaron la tierra de nuestros hermanos latinoamericanos, ganando un importante éxito para este grupo de amigos.

Pero si hay algo que no perdona en la vida, es el tiempo. Muchos de los componentes (nunca se supo a ciencia cierta cuantos eran, dado que cuando subían al escenario lo mismo podían ser 15 que 25…) fueron adquiriendo responsabilidades y unos encontraban trabajo relacionado con sus estudios, otros se casaron y tuvieron familia y poco a poco el grupo se iba disolviendo y ya en 1988 decidieron lanzar su último disco llamado “Apaga y vámonos

El público tenía permitido subir al escenario siempre

Pero todo no iba a quedar ahí; algunos de los componentes más jóvenes del grupo quisieron revivir a la formación que tanto éxito tuvo en los ochenta y comenzaron de nuevo varios años después. En 2003 se editó un trabajo y en 2004 se lanza el disco “25 años haciendo el imbécil” con una buena acogida del público.

Pero eso queda bastante lejos de lo que fue este grupo en los años ochenta y de si algo estoy seguro es que alguno de vosotros ha escuchado en alguna ocasión alguno de sus trabajos o se ha divertido en alguna fiesta con sus divertidas canciones. Y preparaos porque este año 2009 van a celebrar su 30º aniversario con el lanzamiento de un trabajo que promete dar una vuelta de rosca más a todo lo que habían hecho hasta ahora.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *