El libro perdido de Nostradamus

Ilustraciones de Nostradamus

Michel de Nôtre-Dame también era conocido como Michel Nostradame. Prácticamente todo el mundo conoce a este personaje por su nombre latinizado, Nostradamus. Fue un médico, astrólogo y teúrgo francés, aunque de origen judío. Las profecías de Nostradamus fueron publicadas por primera vez en el año 1555 y se hizo en forma de almanaque,

Estas profecías estaban formadas por unos 942 cuartetos. Estaban escritos sobre todo en francés y organizados en grupos de 100 o centurias. Con el paso del tiempo, muchos estudiosos han identificado en esas profecías sucesos que han tenido lugar durante la historia. Tanto de su época como de nuestro pasado más cercano.

Esto ha hecho que muchos estudiosos de su obra hayan encontrado correlaciones de importancia con diferentes hechos históricos. A pesar de que Nostradamus falleciese el 2 de julio de 1566, sus escritos han estado vigentes hasta nuestros días.

El libro perdido de Nostradamus

En el año 1982, dos periodistas hicieron un gran descubrimiento. Enza Massa y Roberto Pinotti se encontraban en la Biblioteca Nacional Italiana, en Roma. En determinado momento encontraron un manuscrito que se remonta al año 1629. Su título era Vaticinia Muchaelis Nostradami de Futuri Christi Vicarii ad Cesarem Filium D.I.A Interprete. A esta publicación se la conoció como Nostradamus Vaticinia.

El autor fue Michel de Môtre-Dame, Nostradamus. Su nombre aparecía dentro de este manuscrito de unas 80 páginas ilustradas. El códice nunca había sido publicado por anterioridad por Nostradamus. La razón fue porque sencillamente era un legado para su primogénito César.

Se sabe que esta publicación fue regalada por César al cardenal Maffeo Barberini (1631-1685). Éste se convertiría en el Papa Urbano VIII, pero después de eso el libro quedó en el olvido. Tuvieron que pasar 400 años para que este libro fuese rescatado del olvido al que estuvo relegado. Este documento puede encontrarse en la misma biblioteca con el título de Fondo Vittorio Emanuele 307.

Los Vaticinios de Nostradamus

Esta publicación es considerada como el libro de las profecías finales en lo referente al fin del mundo. Al menos tal y como lo conocemos actualmente. Dentro de ella se pueden encontrar ilustraciones muy crípticas que varían mucho entre ellas. Pueden parecer ilustraciones de lo más normales y algunas son de lo más bizarro.

Se encuentran extrañas criaturas, estandartes cruzados, velas, cometas, personas decapitadas, papas y varias clases de escritura. Algunas de estas escrituras parecen formar figuras parecidas a números romanos o referencias ocultas a nombres personales. Esto ha generado una gran expectación y que se sigue estudiando hoy en día.

Al igual que se sugiere en diferentes investigaciones, estas ilustraciones están inspiradas por profecías papales. Fueron hechas por el abad Joaquín de Fiore, monje cisterciense del siglo XII. Predicciones basadas bajo el Apocalípsis de San Juan. El origen de este libro puede parece ser que viene de diferentes profecías manuscritas que se remontan al siglo XIV, relacionadas con los Romanos Pontífices que se recogen en un códice titulado Vaticinia de Summis Pontificibus.

De momento se sigue estudiando este misterioso legajo porque puede traer consigo una gran cantidad de información. Algunos estuosos aseguran que quizá estos vaticinios no fueran escritos por Nostradamus sino que fueran hechos por el abad que recibió el libro por parte de César.

¿Cuáles serán los secretos que esconde este libro?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *