Las vacaciones europeas de una chiflada familia americana

Chevy Chase y su familia de vacaciones

Reconozco que no soy un gran fan de Chevy Chase, aunque hoy me animé a ver una de sus películas. Las vacaciones europeas de una chiflada familia americana, así se titulaba esta película de 1985. Es la continuación de Las vacaciones de una chiflada familia americana de 1983.

En la primera parte la familia Grisworld viajó desde Chicago hasta California. En su ruta se producen un gran número de situaciones hilarantes. Cabe destacar que el humor es bastante blanco, muy de los ochenta, para toda la familia.

La familia estaba compuesta por Clark Grisworld (Chevy Chase) y su mujer Ellen (Beberly D’Angelo), Russell “Rusty” Grisworld (Jason Lively) y Audrey Grisworld (Dana Barron). También hubo pequeños cameos de algunos actores conocidos como Robbie Coltrane o Maureen Lipman entre otros.

De qué trata la película

En esta película, la familia consigue un viaje en un concurso de televisión que les llevará hasta Europa. Entre lo peculiar que son y que no conocen nada de Europa, también se producen muchas situaciones divertidas. Si no la habéis visto y tenéis pensado hacerlo, podéis dejar de leer aquí, que van spoilers.

El viaje dura dos semanas y sus destinos serán, el Reino Unido, Francia, Alemania e Italia. En cada uno de ellos se produce un despropósito de situaciones completamente sorprendentes. En Londres, se hospedan en el hotel más cochambroso del mundo, con baño compartido.

Además, Clark no sabe que se conduce por la izquierda y provoca varios accidentes. Destaca la escena en la que están en el interior de una rotonda y se pasan el día dando vueltas. Otro momento destacable es cuando visitan Stonehenge y por error destruyen el monumento con el coche.

Vía: Collider

Unas vacaciones de lo más alocadas

En su visita a París, tampoco se salvarán de pasar diferentes embrollos. Entre ellas destaca aquella en la que les roban la cámara de vídeo o el equipaje. Posteriormente su visita a Alemania tampoco estará exenta de situaciones peculiares.

Se hospedan en casa de unos desconocidos pensando que son unos familiares. También asisten a una multitudinaria fiesta donde la comida y la cerveza son los protagonistas. En una actuación musical, Clark la lía y la fiesta finaliza en una multitudinaria pelea y todos acaban persiguiéndoles.

Finalmente consiguen escapar sanos y salvos de la turba que les persigue y se van en tren hasta Italia. En su huida se dejan el coche, el dinero y el equipaje. Cuando llegan a Italia, acuden a una agencia de viajes esperando que les reintegren los cheques de viaje.

Lo que no saben es que antes de su llegada, se había producido un robo en la agencia. Les utilizan para transportar el dinero robado y el cuerpo del verdadero agente de viajes que está en el maletero.

Esta película tiene sus golpes aunque son bastante predecibles. Si os gusta el humor de Chevy Chase y las tramas ochenteras, seguro que os entretendrá. No es una película con pretensiones, nada más que la de entretener, que lo hace bien, aunque aprueba por poco.

You may also like...

1 Response

  1. Roberto dice:

    Recuerdo esta pelicula con especial cariño. Tenia 8 años y me dejó marcado el humor del gran Chevy Chase (al igual que en el resto de su filmografia, como en Espias como Nosotros). Me reí muchisimo cuando no pueden salir de una rotonda cerca del Big Ben en Londres, y con el resto de gags de la pelicula. Recomendable. Recientemente se estreñó Vacaciones, una especie de reboot con su hijo como personaje principal. Muy divertida, aunque no llega al nivel de la original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *