La mitad oscura (1989)

Hoy voy a hablar de un libro de 1989 que tuvo el honor de ser el segundo libro más vendido del último año de los ochenta, The Dark Half, traducido en algunos lugares como La Mitad Oscura y en otros como La Mitad Siniestra. Hay que recordar que su autor, Stephen King, firmó muchas de sus obras durante los setenta y ochenta como Richard Bachman, pero tras ser revelada su identidad, escribió como respuesta, este libro.

Por aquel entonces King solía escribir libros con una trama muy oscura y cínica, donde tocaba más el terror psicológico que el físico, algo que personalmente es el que más me gusta, y al parecer a mucha gente porque este libro vendió miles de copias y está considerado como uno de los mejores de finales de la década del maestro del terror.

Una de las portadas del libro

Tuvo tanto éxito que otro maestro, pero en esta ocasión del cine, el genial George A. Romero, dirigió la película que llevó el mismo título en 1990 y que tuvo un gran éxito entre los más fervientes amantes del trabajo de este director y también del siempre minusvalorado género del terror. Pero ahí no quedó todo, en 1992 también se lanzó al mercado un videojuego, pero ya se escapa a nuestros dominios del tiempo.

La trama del libro se centra sobre Thad Beaumont, un escritor que está viviendo una etapa de muy poca creatividad después de haber escrito Las súbitas bailarinas y haber optado al Premio Nacional de Literatura y no haber resultado ganador.

Apesadumbrado, decide seguir los consejos de su mujer y comienza a escribir una serie de pequeños thrillers retorcidos y muy sangrientos bajo el pseudónimo de George Stark, pero este personaje ficticio se irá adueñando poco a poco de Thad y cada vez le costará más deshacerse de él.

Una de las escenas de la película basada en el libro

En plena lucha interna, el comisario Alan Pangborn llega a su casa con la acusación de un brutal asesinato. Thad queriendo afirmar su inocencia, aseguro una y mil veces que él no tenía nada que ver con los crímenes que se estaban sucediendo uno tras otro, pero el policía le presenta una serie de pruebas como huellas ensangrentadas de Thad encontradas en los lugares del crimen. ¿Cómo podía ser eso?

Una lectura muy importante que os recomiendo si os gusta este género literario y que recordamos hoy aquí, en nostalgia80.com

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *