La carrera de Said Aouita (I)

Retomamos el mundo del deporte para recordar a uno de los mejores atletas de todos los tiempos en lo que se conoce en atletismo como medio fondo. Said Aouita, el marroquí que era especialista en estas pruebas de media distancia y que aún hoy en día, sus gestas son recordadas por los amantes de este deporte clásico ya en todos los medios de comunicaicón.

Hay que destacar sobre todo que su primera gran competición fue nada menos que los famosos Campeonatos del Mundo de Helsinki allá por el año 1983 donde participó en la carrera de los 1.500 metros. La carrera fue de ritmo bastante lento, algo que perjudicaba a este fantástico corredor, dado que el final no era precisamente rápido y lo cual quedó reflejado en su tercera plaza, por detrás del británico Steve Cram y el norteamericano Steve Scott.

El genial corredor marroquí

Un año después y tras haber participado en otras competiciones de menor importancia, su cita fue en el mayor evento deportivo de 1984, los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1984, donde participó en la carrera de los 5.000 metros, prueba donde iría a por todas, pero tendría enfrente a corredores de gran bagaje como el portugués Antonio Leitao, pero Aouita sabía aguantar bien el ritmo, así que la lucha estaba servida, solo habría que ser pacientes.

Y así lo hizo, Aouita aguantó el ritmo del portugués hasta poco antes de la última vuelta, donde el marroquí apretaría de una forma no vista hasta entonces, llegando a la meta en primera posición y pulverizando el propio récord olímpico, algo que si no me equivoco aún continúa vigente. Sin duda alguna, una gesta digna de un corredor de elite como el que nos ocupa en esta ocasión.

Pero esto no quedaría ahí, un año después de su éxito cosechado en este importante evento batiría todos los récords del mundo de 1.500 y 5.000 metros. Pero como todo, todas las cosas tienen su cara amarga, como la derrota sufrida aquel mismo año en Niza por el británico Steve Cram en 1.500 metros, quien batiría el récord de Aouita aunque el marroquí hubiera mejorado su propio tiempo en casi un segundo.

Una de las imágenes más comunes de Said Aouita

Aouita se resarció a las pocas semanas, donde batió el récord de los 5.000 metros con una marca de 13:00:40, tan solo una centésima menos que el anterior poseedor del récord y en agosto de aquel mismo año batió de nuevo el récord impuesto por Cram pocos meses después en la carrera de los 1.500 metros, una marca que se mantendría vigente hasta 1992.

Con esto finalizamos esta primera parte de nuestro recuerdo a tan magnífico corredor que ha dado Marruecos. En la siguiente entrega conoceremos más sobre él en la segunda mitad de los ochenta.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *