It (1986)

it-payaso-pennywise

Stephen King es uno de los escritores más prolíficos de las últimas décadas y ya en los ochenta sorprendía con todos sus trabajos, como el que publicó en el año 1986 y que tiempo después fue llevado al cine, como muchos de sus libros, y esta adaptación tuvo también bastante éxito. Estoy hablando de It.

La trama nos cuenta la historia de un grupo de amigos que están completamente aterrorizados por culpa de lo que conocen como “eso”, un ser o un ente que tiene la capacidad de cambiar de forma y cuyo medio de subsistencia es alimentándose gracias al terror que sufren las víctimas al verle.

En este libro, Stephen King nos sitúa en dos épocas, entre los años 1957 y 1958 y en el año 1985 y todo sucede en la localidad de Derry, perteneciente al estado norteamericano de Maine, un lugar donde todos sus habitantes son conscientes del peligro que entraña vivir ahí con ese ser.

Todos saben que It no es humano, tiene la capacidad de leer la mente y así saber con qué provocar miedo a sus víctimas y la apariencia preferida para acercarse a la gente es la de un payaso, con la que consigue atraer a víctimas cada vez más jóvenes. Cuando los mata, suele dormir durante tres décadas para lo que vuelve a despertarse después y volver a repetir el ciclo, algo que me suena a una película de la década del 2000, Jeepers Creepers, con la que guarda bastantes similitudes.

No quiero desvelaros más información en ningún spoiler y aunque seguro que muchos de vosotros leísteis el libro o visteis la película, seguro que también habrá otras personas que no han tenido la oportunidad, pero si os gustan los libros y las películas de este género, no os los podéis perder, porque os mantendrá atrapados desde el principio hasta el final.

You may also like...

2 Responses

  1. Kikoete dice:

    Increíble libro de terror. Con un principio alucinante La descripción del miedo infantil a la oscuridad.

  2. Nonosky dice:

    Y que decir de un Tim Curry que fue el precursor de que le tengamos hoy en día auténtica fobia a los payasos…menudos dientes, y es escuchar los cascabeles y se me pone el vello de punta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *