Indiana Jones y el Templo Maldito (1984)

Tras hablar sobre Indiana Jones en busca del arca perdida, ahora le toca el turno a Indiana Jones y el templo maldito, su sucesora, estrenada tres años después, en 1984, se convirtió en la entrega que más ha dado que hablar de la saga, ya que el contenido violento de la misma, donde se podían observar escenas de los sacrificios de la secta Thug con los arranques de corazón palpitantes de las víctimas, así como la cena que sirven a los protagonistas en la India sirvieron para abrir la caja de Pandora, provocando que la Paramount, Steven Spielberg y George Lucas se vieran introducidos de lleno en un enfrentamiento con los censores de la Motion Picture Association of America, así como con la Administración de Clasificación y Valoración, que amenazaban con clasificar a la película con una R prohibiendo la entrada al cine a los menores de 17 años, a menos que vayan acompañados de sus padres u otros adultos. Por fortuna, al final consiguieron clasificarla con un PG-13, mejorando un poco, ya que se permitía el disfrute de la película a todo el público salvo a los menores de 13 años que no fueran acompañados por sus padres o adultos.

Con polémica o sin ella, la película había sido rodada para ser un éxito y así fue. No en vano, Indiana Jones y el Templo Maldito, a pesar de la multitud de críticas que recibió, se convirtió en todo un éxito antes de empezar a rodarse. Los cines pagaron 40 millones de dólares para poder exhibirla, una cifra mucho más grande de lo que habitualmente pagaban, pero mereció la pena, en sus seis primeros días de estreno, recaudó nada más y nada menos que 42.267.345 dólares. Finalmente, la taquilla estadounidense se cerró con 179 millones de dólares y fuera del país, cosechaba otros 153 millones de dólares.

Indiana Jones en el puente colgante

En cuanto al argumento de la película, esta vez nos sitúa en el año 1935, en Shanghai donde nuestro arqueólogo, Indiana Jones, tiene un enfrentamiento en un local nocturno y escapa junto a una bella cantante, Willie Scott, y junto a su joven amigo, un chico oriental con el que siempre está discutiendo llamado Tapón. Las cosas parece que no les quieren salir del todo bien y tras un accidentado vuelo, los tres acaban en la India, donde los habitantes de un pequeño poblado estaban esperando a Indiana, tal como les habían dicho su dios, Shiva, y éste, tendrá que ayudarlos a rescatar a sus niños, pues todos los del poblado han sido raptados, para que los niños vuelvan y para que todo recupere su armonía debe recuperar las piedras sagradas de Sankara, una tarea que no le resultará nada sencilla, en la que peligrará su propia vida.

Piedras sagradas de Sankara

Tapón: ¿Qué es Sankara?
Indiana Jones: Fortuna y gloria, hijo. Fortuna y gloria.

En definitiva, tenemos ante nosotros una película que, a pesar de ser un poco más oscura de lo que se esperaba en un principio, nos ofrece una buena dosis de aventuras, con buenos toques de humor.

Por cierto, si aún no la habéis visto y la vais a ver, fijaos bien en el guiño que hacen a Star Wars al principio, el local del que escapan tiene un nombre que nos recuerda a cierto personaje…

Cartel


FICHA TÉCNICA

Título original: Indiana Jones and the Temple of Doom
Año: 1984
Duración: 118 minutos
Productor: George Lucas
Director: Steven Spielberg
Guión: Willard Huych y Gloria Katz
Fotografía: Douglas Slocombe
Música: John Williams
Actores: Harrison Ford (Indiana Jones), Kate Capshaw (Willie Scott), Ke Huy Quan (Tapón), Amrish Puri (Mola Ram), Roshan Seth (Chattar Lal), Philiph Stone (Capitán Blumburtt)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *