Howard, un nuevo héroe (1986)

Seguro que muchos de los que seguís desde hace tiempo nostalgia80.com os habréis fijado que siempre hablamos de grandes éxitos musicales, juegos y juguetes entrañables, gestas deportivas o grandes producciones cinematográficas que aumentan más la grandeza de la década de los ochenta.

Pero no todo fue bueno en esos años, también hubo muchas cosas que aunque ha pasado el tiempo y ahora son casi una anécdota, en su momento fue algo que dio mucho que hablar, estoy refiriéndome al mayor fracaso comercial del todopoderoso George Lucas y su película Howard, un nuevo héroe, de 1986.

Aspecto del peculiar personaje

Aunque reconozco que fui a verla cuando era un niño, yo guardo gratos recuerdos de aquella película, sobre todo por eso, porque era un niño, y hay producciones que son para ver cuando estas en esa edad, porque si las vuelves a ver muchos años después, pierden su magia y uno se dice a si mismo… ¿Cómo pude ver semejante cosa en el cine?

Desde un lejano planeta y gracias al error de un laboratorio espacial, un pato llamado Howard llega a la tierra teletransportado. Es acogido por Beberly, una joven vocalista de un grupo de rock amateur, quien en un principio debe esconderlo para que nadie se de cuenta de la existencia de tan extraño personaje.

Una de las escenas de la película

Por su parte y con la voluntad de llevarle de nuevo a su planeta de origen, el doctor Jenin intenta mediante un experimento hacer que Howard se transporte directamente a su mundo, pero el experimento sale mal y la energía diabólica le atrapa y le convierte en un verdadero demonio contra el que el pato espacial deberá hacer frente con las armas que puede encontrar en la tierra.

Una trama quizá un poco manida, sobre todo tras el éxito de E.T y que fracasó estrepitosamente en taquilla, pero que a día de hoy son muchas las personas como tú y como yo que recordamos con nostalgia aquellas producciones de los ochenta, aunque fueran tan malas como esta.

1 respuesta

  1. Snake dice:

    Pues sí, son películas nostálgicas. Lo que ocurre que Howard era de las malillas. No en vano su batacazo en la taquilla casi lleva a la quiebra a la productora de George Lucas. Lo curioso del asunto es que fué la primera adaptación de un personaje Marvel con gran presupuesto. Alejada de los acercamientos -en ese aspecto- de The Punisher y El Capitán América (la de Los 4 Fantásticos de Roger Corman mejor ni mencionarla).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *