Hasta siempre Joe

joe-rigoli

En muchas ocasiones suelo releer las entradas que he escrito a lo largo de los años con todos vosotros y vosotras y procuro actualizar el contenido, aunque a veces no con tanta frecuencia como quisiera y en esta ocasión llego medio año después, pero no he querido olvidarme del gran Joe Rigoli, quien nos dejó hace unos cuantos meses.

Su nombre real era Jorge Alberto Ripoli, quien adoptó, entre otros, el sobrenombre de Joe Rigoli. Falleció el pasado mes de enero a los 78 años en la ciudad de Mar del Plata, donde estaba ingresado debido a un cuadro severo de neumonía y anemia.

Según su primo, Enrique Acosta, Rigoli estaba pasando por muy serios problemas económicos, algo que os hablé ya en el año 2009, cuando hablé por primera vez en este blog. Además, vivía en una casa de acogida para actores con otros 40 compañeros que también lo tuvieron todo pero por avatares de la vida, también lo perdieron todo.

Rigoli nació el 5 de noviembre en el año 1936 en Buenos Aires y sus primeros años fueron realizados en Argentina, donde tuvo muchísimo éxito en la televisión de su país, con programas como La Tuerca y Viendo a Biondi.

De la televisión dio el salto al cine con la película de Carlos Cores titulada Asalto en la ciudad, tras las que llegarían ¡Qué noche de casamiento! o Bañeros II, La playa loca entre muchas otras, hasta que en los años sesenta llegó con su esposa (Susana Mayo), y fue contratado por Televisión Española.

El trabajo que realizó es de sobra conocido por todos como su personaje de Felipito Takatún en Un, dos, tres… responda otra vez así como Fantástico, El kiosko, Lápiz y Papel o Tarde para todos entre otros.

Finalmente regresó a Argentina en el año 1991 y después de haber ganado muchísimos millones de pesetas, acabó en la ruina y finalmente optó por irse a vivir al geriátrico Casa del Teatro, con otros 40 actores ancianos sin dinero, ninguna clase de ayuda ni familia. Descansa en paz Joe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *