Fallece Quini a los 68 años

Hoy no quiero hablar de series ni tampoco de películas o la música que tanto nos gusta de los ochenta. Hoy estoy triste, se ha ido uno de los mitos de mi niñez. Enrique Castro “Quini” o “Brujo” nos ha dejado a los 68 años. Falleció debido a un infarto y aunque la ambulancia llegó rápido, no consiguieron reanimarle. En este artículo recordamos a uno de los mejores jugadores de fútbol de la historia de España.

Los orígenes de Quini

Nació el 23 de septiembre de 1949 en Oviedo en el seno de una familia muy ligada al deporte. Su padre y su hermano Jesús, también fueron futbolistas. Lo de buena persona le venía de familia porque su hermano, Jesús Castro, falleció tras lanzarse al agua en la playa de Pechón para salvar a unos niños.

Cuando Quini cumplió 14 años comenzó a trabajar como ayudante en la industria siderúrgica. Con 15 años fichó por el Don Bosco. Trabajaba y estudiaba a la vez en la Escuela de Formación Profesional para soldador. En 1964 comenzó a trabajar en Ensidesa (hoy Arcelor Mittal) y tres años después entró en el Sporting. Allí estaría hasta el 1 de julio de 1980, año en el que ficha por el F.C: Barcelona.

¿Cómo era Quini como jugador?

Era el clásico prototipo de delantero centro, muy avezado que sabía cómo colocarse en el campo. Siempre estaba en el sitio adecuado para conseguir el gol, algo para lo que tenía mucho olfato. Fue siete veces máximo goleador (pichichi) en Primera División: 1974, 1976, 1980, 1981 y 1982. También fue pichichi dos años en Segunda División, en 1970 y 1977.

Fue internacional con la selección española en 35 ocasiones, debutando en 1970 ante Grecia. Con la camiseta del combinado nacional consiguió 16 victorias, 12 empates y 7 derrotas. Con la roja marcó un total de ocho goles.

1981, el año que marcó su vida

En el año 1981 se produciría un acontecimiento que cambiaría su vida y mantendría en un puño la de millones de españoles. El 1 de marzo de 1981, después de jugar un partido con el Barcelona, fue secuestrado.

Su desaparición fue un misterio durante muchos días, dado que los secuestradores tardaron mucho en dar señales de vida. Después de duras negociaciones y muchas tensiones fue liberado el 25 de marzo de ese mismo año. Fue en Zaragoza, en el mismo taller en los que permaneció durante su secuestro.

Una de las muestras de su caballerosidad y de lo bueno que era fue cuando perdonó a sus secuestradores. Esto no fue muy bien visto por los directivos del Barcelona. A pesar de ello, el jugador renunció a la indemnización que tenían que pagarle los secuestradores.

Quini estuvo en el Barcelona hasta el año 1984, año en el que regresaría a su amado Real Sporting de Gijón. Allí estuvo hasta que se retiró un 21 de agosto de 1987 en un mítico partido homenaje que le rindieron el Real Sporting y el Real Madrid en El Molinón, el campo más antiguo de España.

Palmarés deportivo de Quini

Durante su carrera deportiva cosechó un gran palmarés. De hecho, a día de hoy sigue siendo el tercer jugador de la liga española que más goles ha marcado. Consiguió dos Copas del Rey (1981 y 1983), una Recopa (1982) y una Copa de la Liga (1983). Vivió dos mundiales con la selección española, en Argentina 1978 y España 1982. Participó en la Eurocopa de Italia de 1980.

Durante 20 años, hasta agosto de 2015, fue delegado del Real Sporting de Gijón. Recibió la Medalla de Oro al Mérito Deportivo, fue nombrado hijo adoptivo de Gijón, donde le dedicaron una calle con su nombre y hay un parque que lleva el nombre de los Hermanos Castro. Fue nombrado presidente del Patronato Deportivo Municipal de Gijón y contaba con la Insignia de Oro y Brillantes del Sporting. Actualmente era director de relaciones institucionales del Sporting.

¡Descansa en paz Quini!

Para aquellos que no le hayáis conocido ni visto jugar, aquí tenéis un fantástico vídeo sobre su carrera y goles.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *