Europe – The Final Countdown (1986)

A muchos de los que léeis este blog os gusta la música, sin duda la de los años ochenta y muchas veces echamos de menos aquellos temas que escuchamos en aquella década y que en alguna ocasión ha servido como telón de fondo para nuestro primer beso, para un momento especial o para algún instante que ha quedado marcado en nuestros recuerdos.

Pocas son ya las bandas que arrasaban en los ochenta y que aún siguen en activo y de vez en cuando pues hacen un revival de alguno de sus temas más conocidos para deleite de los fans. A veces esto no es demasiado bueno dado que siempre recuerdas los grandes momentos cuando la banda estaba en plena efervescencia, pero… ¿qué pasa cuando han transcurrido más de 20 años de aquel tema que tanto nos gustaba?

Como muestra un botón, hoy recordamos “The Final Countdown” de Europe, un grupo que hizo las delicias de las quinceañeras de todo el mundo. Con sus melenas al viento, cardados imposibles y una estética de lo más “heavy”, pero de eso han pasado más de 20 años, exactamente 23 y hoy en día Joey Tempest, el líder de la banda por la que suspiraban millones de jovencitas, está un poco más ajado, el batería ya no luce aquella gran melena sino que luce una brillante y total calva y el resto del grupo otro tanto de lo mismo.

¿Qué sentís casi un cuarto de siglo después de “The Final Countdown”?

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

2 Respuestas

  1. fergui dice:

    Hola Ochento, Joe, leñe 25 años, como pasa el tiempo, yo tenia 8 añitos, hace poco me compre el disco, que lleva el mismo nombre, en el Carrefour, imprescindible. Otros temazos como “Rock the Night” o “Carrie”, tambien vienen en él.
    Un saludo ochenteros >:▐

  2. sarcarcar dice:

    Que el tiempo pasa inexorable para todos. Nunca he sido seguidor de estos aunque recuerdo ese momento de esfervescencia en el que todo lo europeo (eurolandia) era lo más. A la postre ha sido todo una gran estafa y lo sigue siendo. Recuerdo que todos querían ser europeos y que Europa se iba a comer el mundo. Hoy tenemos todos un gran sabor amargo y para muchos nauseabundo pero es lo que hay. Esta crítica superficialísima está circunscrita a un dscurso político profundo que no es el sitio ni el espacio para colocarlo pero sí apuntar que otra Europa es posible al margen de la que nos han construido, hemos vivido y nos han ilusionado con múltiples pantallas como este grupo ysu melodía emblemática. Hoy, con toda la fuerza que mantiene la melodía, la siento envejecida a diferencia de otras melodías de los 80.

    Cambiando de tercio… ¿Alguno recuerda Rocky Sharpe & the replays? Debieras traerlos a escena.

    Me gusta tu blog, lo sigo todos los días esperando tus entradas.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *