Érase una vez la vida

Erase una vez la vida
¿A qué niño no le gustan los dibujos animados? Seguro que cuando vosotros y vosotras lo erais también os encantaban. Hoy quiero llevaros a aquellos años para recordar una serie de la que seguro que también os acordaréis, Érase una vez la vida. Se trataba de una serie francesa de dibujos animados divulgativa y didáctica.

¿Cómo era Érase una vez la vida?

Formaba parte del grupo de series “Érase una vez…”. Fue creada por Albert Barillé en los estudios Procidis y se estrenó en enero de 1987 en Canal+ Francia. France 3, Canal+, Société de radio-Canada y Radiotelevisión Española, entre muchas otras, fueron las que colaboraron en labores de producción.

En esta serie se explicaba de una manera amena y sencilla un gran número de aspectos sobre el cuerpo humano. Nos explicaban sobre enfermedades, anatomía, cómo se cicatriza una herida o cómo se oxigena las sangre. Asimismo nos recordaba la importancia de aspectos relacionados con la salud como hacer deporte o la higiene personal.

Todo ello se explicaba gracias a la aventura de muchos de los personajes que representaban los diferentes órganos, células, etc. Esta serie se estrenó en enero en Francia y tras su éxito no tardó en ser emitida en España, en octubre del mismo año.

Se emitía a las 18:30 todos los sábados por la tarde, ¿recordáis aquellos momentos? Posiblemente aquel año no, pero fue repetida desde 1988 hasta 1998 de manera periódica en las cadenas nacionales. Pero también fue emitida en cadenas autonómicas y locales, dejando claro que era un producto que funcionaba muy bien.

Erase una vez la vida

Otros aspectos de la serie

Aunque en España la conocimos como Érase una vez la vida, originalmente se llamó Érase una vez el cuerpo humano. La serie estaba formada por 26 capítulos de 20 minutos de duración cada uno. La serie nos contaba la historia de varios jóvenes y sus diferentes hábitos de vida. Era la excusa ideal para adentrarse en su cuerpo y observar todo lo que ocurre en su interior.

Los episodios sucedían siempre dentro del cuerpo de Pedro, un chico muy sano y activo. En otras ocasiones se centraban en el cuerpo femenino, lo que sucedía dentro del cuerpo de Flor, la chica. Todo era un derroche de imaginación que nos acercó el cuerpo humano a todos los peques de los ochenta.

Personajes de la serie

En esta serie no solo nos encontrábamos con Pedro y Flor sino que había muchos otros, con villanos incluidos. Nos encontramos con el papá de Pedro, sus compañeros de clase y el maestro. Los malos eran Canijo y Tiñoso, a quienes vimos en todas las series de la familia “Érase una vez…”.

Tampoco podían faltar el líder célula o Maestro, las células, glóbulos rojos y blancos, enzimas, hormonas, interferones, plaquetas, linfocitos, etc. Todos ellos con su propia misión y dibujados de una forma muy original y divertida. Así era esta serie de la que estoy seguro que todavía recordaréis y con la que todos aprendimos infinidad de cosas sobre el cuerpo humano.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *