El templo de Cristal

Cefa fue una de las jugueteras más prolíficas de los años ochenta, al menos en España y entre los títulos más recordados de la compañía estaba El Imperio Cobra, juego del cual ya hablé en otra ocasión, y que nos sumergía en un mundo repleto de aventuras tan apasionantes como las del juego que os traigo en esta entrega, “El Templo de Cristal”.

Los juegos estaban en plena evolución y si los de tablero no querían quedarse atrás tenían que ofrecer algo diferente y no ser tan “planos”, por ello Cefa incluyó en este título, así como en otros como “Corre Yeti Corre”, “El Cetro de Yarek” o “El Imperio Cobra II”, tableros tridimensionales o con cierto relieve para cambiar la hasta ahora, tónica predominante.

En este juego de aventuras tendremos que llevar a cabo un peligroso viaje cruzando un territorio completamente salvaje y hostil hasta hacernos con un tesoro oculto en un templo, tal como si del mismísimo Indiana Jones se tratase.

Aspecto del tablero de juego

Además, en nuestro camino encontraríamos diferentes objetos que nos serían de gran utilidad para poder ir sorteando las diferentes dificultades, que sin duda alguna, nos aparecerían para impedir que lleguemos a cumplir nuestra misión.

Pero no sería tan sencillo como llegar, hacernos con la Araña de Cristal y aquí se acababa el juego, no señor. Teníamos que volver a hacer el mismo recorrido pero en sentido inverso, lo que daba más emoción al juego y mucha más rabia si perdías ya en el regreso después de haber hecho lo más difícil, o al menos la mitad.

Hoy en día es posible encontrar este título, pero no en todos los lugares. Sé que hay algunos Toys ‘r Us en los que sí se puede encontrar y si no… siempre nos quedará Ebay.

You may also like...

3 Responses

  1. Heidi dice:

    ¡Me acuerdo! Lo peor de este juego era… ¡que yo no lo tenía! Era de una vecina, y a mí me encantaba.

  2. Heidi dice:

    Ahora que estás rememorando este juego de mesa, recuerdo que de cría yo tenía uno en el que tenías que colocar tu dedo encima de algunas casillas para que al contacto y con el calor, apareciesen lo que creo que eran figuras de personajes. El juego me encantaba, pero no lo he conservado, debido supongo a lo mucho que jugué con él. No recuerdo ni el nombre, ni las reglas. Me parece que los personajes vivían en la Edad Media, aunque quizás fuese algo parecido a Dragones y Mazmorras. ¿Te suena Ochento? ¿Alguien recuerda algo?

  3. myrian dice:

    encontre este juego entre las cosas guardadas, pero no tiene las intrucciones, no c como c juega, ¿alguien c acuerda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *