El Talismán (1984)

Volvemos al mundo de los libros, exactamente a 1984 donde hoy recordamos “El Talismán”, una novela co-escrita por Stephen King y Peter Straub. Y para los que estén acostumbrados a la lectura, advertir que este libro no está basado en el mismo título del escritor Walter Scott.

Jack Sawyer, protagonista de este libro, a los doce años de edad se convence de que su madre se está muriendo, la que antaño fuese una actriz irónica y de lengua viperina. Pero ésta está huyendo de alguien en particular, una persona muy cercana a ella y mientras tanto ella y su hijo ven como su vida va pasando en un solitario y apartado hotel de la costa.

Un día el joven Jack averigua unas cosas interesantes e inquietantes sobre su familia, sus negocios y también sobre él mismo y debe ponerse en marcha para cruzar el país de costa a costa y así poder encontrar un remedio a la enfermedad de su madre.

Portada del libro

Cruzar Estados Unidos sería una verdadera epopeya para un niño de tan solo 12 años, pero este viaje no comienza en el mundo en el que vive, sino en inmundo de reinos, dominios y universos paralelos que describen con detalle los dos escritores, convirtiendo a esta publicación en un raro ejemplar de ciencia-ficción.

Para curar a su madre debe encontrar un talismán especial, eje de mundos, que se encuentra en el hotel negro y será el lugar donde el joven Jack descubrirá una serie de cosas, muchas de ellas muy poco agradables sobre la naturaleza de su búsqueda, donde los poderes se le oponen y sobre otras madres moribundas.

Pero aún con este panorama aún hay sitio para la maravilla y la magia en este viaje tan apasionante, así como para la amistad y la camaradería, pero solo son esbozos de lo que podría ser un mundo perfecto y cuando se da cuenta y más cerca está del hotel las cosas comienzan a ser más retorcidas y surrealistas y todo parece convertirse en una pesadilla.

Un libro ideal para los amantes de la ciencia-ficción con esos toques tan personales que este tándem King-Straub saben imprimir en cada una de sus historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *