El kiosko de la televisión

El kiosko de la televisión
Como muchos de vosotros recordaréis, en los ochenta hubo un gran número de programas infantiles. Seguro que si echáis la vista atrás recordaréis un montón de ellos, ¿me equivoco? Además, puede que entre todos los que hayáis recordado, esté el que vamos a hablar en este artículo, el Kiosko.

Los orígenes de El kiosko

El kiosko fue un programa de televisión infantil emitido en Televisión Española entre los años 1984 y 1987. Como muchos de los programas de aquella época, sobre todo porque solo había dos canales, tuvo un enorme éxito.

Fue el sucesor a otro de los clásicos de la televisión, Sabadabada. Al principio se comenzó a emitir de lunes a jueves durante las tardes. Cuando llevaba 74 programas dejó de emitirse a diario y pasó solamente las tardes de los jueves. A pesar de ello, el programa continuó teniendo un gran éxito.

El programa fue creado y dirigido por Ramón Pradera y como presentadora tenía a una jovencísima Verónica Mengod. Fue su debut en televisión y era la hija del compositor de la música del programa

Curiosidades de Pepe Soplillo

Pepe Soplillo era el copresentador del programa y se trataba de un muñeco o Muppet. Fue el único que hizo Jim Henson (creador de los Teleñecos o los Fraggle) para un programa que no fuera suyo. De hecho, su creación fue medida al milímetro. Henson pidió conocer al actor que lo movería y daría voz para crearlo. El actor elegido fue el famosísimo Pepe Carabias.

El Muppet fue creado a medida de la característica voz de Carabias. Así lo exigió Henson o de lo contrario no haría a este personaje y así se hizo. De esta forma, el muñeco solamente sería manejado por Pepe Carabias, quien también le pondría la voz con los guiones de Fernando de Olid.
El kiosko

Otros personajes de El kiosko

Al igual que sucedía en Sabadabada, contaba con personajes que todos conocíamos. Pudimos ver al conocido dibujante José Ramón Sánchez y Sonia Martinez. También se dieron cita muchos otros como Joe Rígoli, Alberto Closas Jr o el coreógrafo Víctor Ullate entre otros.

Como sucedía en muchos otros programas infantiles de los ochenta, la fórmula era muy sencilla pero efectiva. El kiosko se convirtió en una especie de programa de variedades para niños.

Todos los niños y niñas pudimos disfrutar con los muchos juegos que nos enseñaron y también con sus canciones. Pero también había entrevistas a personajes del momento, se realizaban experimentos científicos, magia, obras de teatro y mucho humor.

Sin duda, este era un espacio que entretenía a cualquiera, no solo a niños pequeños. Esa era una de las muchas claves de su éxito. A pesar de ello, también hay que decir que por aquellos años solo había una cadena.

Seguro que muchos de vosotros recordaréis aquellos estupendos momentos que nos hizo pasar este programa frente a la televisión. Si sois de los que no os acordáis, os dejamos con un vídeo del primer programa. Espero que durante un ratito os transporte a vuestros años de infancia.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *