Dwight Schultz en los ochenta

Hoy quiero recordar con todos vosotros a un actor que nos acompañó durante las tardes de los sábados de nuestra infancia en TVE y años después una y otra vez en Antena 3 Televisión. H.M. Murdock, aquel personaje de El Equipo A, serie de la que tengo que hablar tarde o temprano en este blog.

Estaba interpretado por William Dwight Schultz, nacido el 24 de noviembre de 1947 y que aunque ya había hecho infinidad de trabajos en teatro, televisión e incluso cine, su fama le llegó con la interpretación de este carismático personaje de El Equipo A.

En el papel de H.M. Murdock

Anteriormente había aparecido como actor invitado en “Canción triste de Hill Street” (una de mis series favoritas de los ochenta) y también en “Chips” dos series de gran éxito en los Estados Unidos.

Pero cuando llegó su oportunidad con esta serie mítica, puso toda la carne en el asador para darlo todo e interpretó a “Howling MadMurdock, capitán del ejército de los Estados Unidos y uno de los mejores pilotos de la Guerra de Vietnam.

Hay que destacar que poco después del comienzo de la serie, el propio productor pensó que su carácter totalmente desequilibrado podía llegar a cansar a los espectadores y se llegó a plantear eliminarlo tras el estreno, pero poco a poco los fans de la serie hicieron saber que Murdock era uno de los personajes más queridos.

Dwight Schultz en la actualidad

Ante esta situación los productores y guionistas aumentaron su participación en las diferentes tramas de la serie, haciendo un papel, a veces exagerándolo, de un irreverente pero entrañable loco que en cada capítulo tenía que ser ayudado para escapar en el centro de salud mental donde se encontraba normalmente.

Cuando acabó la serie continuó ligado al mundo del cine y la televisión y entre sus papeles más recientes se encuentran películas como Star Trek o incluso se ha convertido en uno de los actores de doblaje más populares de los Estados Unidos y del mundo, dado que ha puesto voz a infinidad de juegos de ordenador muy famosos, pero eso ya queda muy lejos de nuestra añorada década.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *